En Islandia se encuentra: la Faloteca Islandesa, mejor conocida como el Museo del Pene.
En Islandia se encuentra: la Faloteca Islandesa, mejor conocida como el Museo del Pene.
Publicidad

Hablar de museos hace que muchas mentes se vayan a excursiones escolares, con autobuses inundados de canciones, aburridas placas con fechas y nombres, maquetas, cuadros y máquinas llenas de cables y botones. Por otro lado, cuando hablamos de Islandia, muchos se sitúan en una pequeña isla nevada a la mitad de la nada y sin mucho que ofrecer más que Björk. No obstante, en esta ocasión creo que les voy a hablar de un museo que les puede interesar bastante a muchos de ustedes, y, lo crean o no, en esta islita que de aburrida no tiene nada: la Faloteca Islandesa, mejor conocida como el Museo del Pene.

Islandia es uno de los países más bellos y progresistas del mundo. Además de poder relajarse en aguas termales con paisajes deslumbrantes, y de poder disfrutar las sublimes luces del norte, este país ha demostrado ser un gran aliado de nuestra comunidad tanto por siempre recibir turistas #LGBTTTIQA con los brazos abiertos como por la normalización civil, cultural y social que se respira ahí.

Icelandic_Phallological_Museum_logoEl primer ejemplo que les tengo es un par de personajes excesivamente trabajadores: 
Jóhanna Sigurðardóttir
y Jónsi. Oficialmente, ella fue la primera lesbiana fuera del ropero en convertirse en Primera Ministra en el mundo (2009), y él, el líder #Homosensual de la banda Sigur Rós, con un falsete y un look neo-etereo muy singulares. Y el segundo ejemplo es el que quiero que conozcan hoy, posiblemente la colección pública de penes más significativa del mundo.

Algunos de los que nos hemos atrevido a entrar a una sex shop o que hemos visto videos pornográficos para… digamos… gustos extravagantes, hemos tomado aire de más al admirar falos (reales y sintéticos) colosales, pero en esta ocasión, Reykjavík erecta para sus visitantes un edificio que guarda los monumentos fálicos menos convencionales que se puedan imaginar. La colección consta de 281 penes y partes de pene de casi todos los mamíferos marinos y terrestres de Islandia (92 especies en total), incluyendo ballenas, osos polares, focas, morsas, Homo Sapiens y hasta seres del folclor local como elfos y trols. Por si no tuvieran suficiente, esta gang bang incluye aproximadamente trescientas piezas artísticas y de diseño que encontraron su musa en esta parte específica del cuerpo, algunas hechas con materiales genuinos, y otras simplemente inspiradas en su forma que está de más describir.

iceland-phallus-museum-3La iniciativa inició cuando el fundador, el historiador y académico Sigurdur Hjartarson, adquirió en 1974 la muestra de un pene de toro, hasta que en 1997 se abrieron las puertas de la faloteca, y desde entonces, junto con su hijo como curador del museo, ya han recibido a más de trece mil visitantes que se han deleitado con esta colección. La historia del fundador ha inspirado incluso la creación de un documental. Las formas, las dimensiones y los colores quizá lleguen provocar que muchos de nosotros nos llevemos la mano al pecho de la impresión, a la boca del morbo, o a los ojos del pudor, pero creo que es una experiencia que no nos podemos perder.

Siempre podemos iniciar una buena conversación para romper el hielo con

“creo que no les he contado sobre

la vez que vi cientos de penes expuestos

en unas cuantas horas”

y creo también que nadie nos ganaría jugando #YoNuncaNunca.

Muchos de nosotros nos escandalizamos al pensar que la falología es una de las ciencias que menos atención recibe (con la especial atención que recibe de algunos de nosotros), pero sin duda, esta exuberante, seria, científica y ordenada colección sacia un poco nuestra hambre… por saber más sobre este órgano alrededor del cual gravitamos tanto. Deberíamos escribir al museo y proponer algunas ideas. Dentro de las piezas artísticas ahora se me vienen… a la mente pueden ser fotografías de muy buen gusto de… no sé… algún protagonista de alguna película de súper héroes, o de cierto clavadista medallista olímpico #Homosensual e ingles, ay perdón, INGLÉS.

Ahora, no sé ustedes pero yo pido permiso, ya que hablar de todo esto hizo que se me antojara una bratwurst, de postre un banana split, y luego creo que un baño de agua fría, pero eso sí, acondicionador de lo que sea menos de papaya!

El Museo está ubicado en:

Laugavegur 116, 101 Reykjavik

Horario de atención: de 10:00 a 18:00 horas

Aquí algunas fotos tomadas de su sitio

Y tú ¿qué opinas?