Mi mamá siempre me dijo que un par de calzones extras “porque uno nunca sabe”. Y bueno, hay básicos que a nadie le pueden faltar, como la pila portátil del smartphone o el cepillo de dientes (que la gente suele olvidar con sorprendente frecuencia). ¿Pero qué es indispensable en la maleta de un gay?

Yo digo que las aerolíneas deberían permitirnos más peso en la maleta, porque todos los kilos que quemamos en el gimnasio necesitamos documentarlos, algo que alguien que jamás se ha puesto tenis para trotar entendería.

Tag

Porque el estilo empieza desde el lugar donde metemos el resto de nuestras cosas con estilo. Una etiqueta para identificar nuestra maleta, linda y resistente (de plástico o cuero con un estampado fabuloso) sirve tanto para ayudar a rastrearla en caso de que la idiota aerolínea la pierda, como para recogerla en la banda (y como la maleta pesa toneladas, el guapo que iba en nuestro avión, al ver la etiqueta de arcoíris, se va a acercar a ayudarnos, y en una de esas hasta compartimos un taxi a la zona hotelera).

Funda para el pasaporte

Ya en varias ocasiones me ha pasado que el agente que me revisa el pasaporte al entrar a un país es atractivo, claro que el uniforme ayuda. Y eso de entregarle el pasaporte con la cubierta gastada y las hojas con manchas del café que nos tomamos en la terminal Grand Central… qué oso. Una buena funda, adquirida en un museo de arte en Berlín, además nos va a servir a llevar el pasaporte a bailar, ya que en otros países suele ser la única identificación que le aceptan a los turistas.

Algo para leer en el avión/tren

No puede faltar, es necesaria sobre todo para viajes cercanos, los cuales suelen ser muy cortos para terminar una película completa en el avión. Hasta para viajes largos a veces uno pasa una media hora aburrido sin poder usar gadgets durante el despegue y el aterrizaje. Y no olviden que de preferencia sea una revista o libro con una portada que le deje al pasajero de al lado su orientación sexual  bien clara, ya que aunque las probabilidades de que sea gay y guapo son pocas, no son nulas (ya me pasó). Y hablando de lo que suben a la cabina, incluyan un atomizador de agua mineral (menos de 100ml) para que se refresquen la cara al aterrizar y no bajen con apariencia de “antes”.

Un par de juegos para el gym

Estoy perfectamente consciente de que lo último en lo que van a pensar es en levantarse temprano para ejercitarse, y de que muchos hoteles/hostales ni gimnasio tienen. Pero nunca descartemos la posibilidad de ir a trotar a la playa antes de que nuestro novio despierte o al fit center antes de llegar al buffet con la familia. La culpa después de diez días de ir a los mejores restaurantes de San Francisco nos la va a cobrar la báscula al regresar a casa.


Sombrero

No basta con proteger nuestra cara, se trata de vernos fabulosos y de decirle al grupo de turistas que sólo porque estamos en el autobús del recorrido de la ciudad no podemos dejar de vernos como Jennifer Lopez. Una gorra con un estampado atrevido para una gran ciudad, un beanie para los destinos fríos, o un sombrero hecho con materiales naturales para lugares cálidos quizá no sea fácil de empacar, pero valdrá la pena cuando no nos llevemos la mano a la frente al medio día al sentarnos a tomar vino en los viñedos de Napa.

Traje de baño sexy

Obviamente si vamos a un crucero gay en el Mediterráneo un par de semanas vamos a llevar un traje de baño para cada día (a veces hasta dos). Pero ya me ha pasado que he llegado a la cabaña perdida a la mitad de la nada en vacaciones en las cuales se suponía que solamente se trataba de caminatas en el bosque y beber y jugar en la noche, pero como el hotel tiene alberca, a mis amigos se les ha hecho fácil dedicarle una mañana a curar la cruda en la alberca. Entonces, mi única solución ha sido comprar el traje de baño horroroso en la tienda de regalos del hotel, obviamente aguado y con un estampado hawaiano horripilante.

Bloqueador solar

BÁ-SI-CO. Salir de viaje implica pasar mucho tiempo en lugares abiertos, o bien, yendo de un lugar cerrado a otro. Así que cuidar nuestra piel (acostumbrada a nuestro lugar en el doceavo piso de una oficina iluminada con luz blanca) es indispensable. Quizá agarrar un poco de color no esté de más, pero el hoyo en la capa de ozono nos puede traer desde arrugas y manchas hasta cáncer, así que yo nada más, se los dejo de tarea.


Outfit para el antro

El mismo cuento. Aunque se suponga que el plan vacacional era estar encerrados en casa de los abuelos, no pudimos resistir abrir la app de ligue y un buen prospecto nos invita a unirnos con sus amigos en el centro de la ciudad para ir a bailar. Y ni modo de ir con los shorts y la playera que nos regalaron en la última carrera en la cual participamos y manchada de salsa ragú por haber cuidado a los sobrinos esa tarde.

Gotas para los ojos

Menospreciadas increíblemente. Un frasquito con extracto de manzanilla nos puede hacer el paro cañón a la hora de atender nuestros ojos más secos que Arabia debido al poco sueño que hemos alcanzado, cortesía del jet lag. Unos cuantos mililitros no van a ser problema con la maleta que subamos a la cabina, porque no hay nada menos sensual que guiñarle a nuestro amor de verano con un derrame en el ojo.

Kit para ir a la cama… con alguien

Todos los anteriores nos llevaron a vernos guapísimos en el bar más fresa de Las Vegas. Ya pagamos el avión, ya pagamos el hotel, ya nos arreglamos y traemos los zapatos incomodísimos de la última colección de *inserte el nombre de una etiqueta mamona aquí*, ya le guiñamos el ojo al australiano, y ya nos invitó el trago; ahora que valga la pena. En el hotel no puede faltar el Metamucil (que precavidamente nos echamos en la mañana, e hizo efecto justo antes de dejar el hotel), el lavado (que nos ayudó antes de meternos a bañar), condones y lubricante (que… bueno, ya saben).

Gay que se enorgullezca de serlo sabe que puede empacar más cosas que Mary Poppins. Los viajes para un gay son más complicados que para un civil cualquiera, pero nunca olvidemos esta lista infalible antes de irnos a Chicago o a Veracruz. Bon Voyage.

¿Qué opinas?