Vacunas para prevenir VPH y Hepatitis B
Vacunas para prevenir VPH y Hepatitis B
Publicidad

En los últimos meses ha circulado en las redes sociales un buen número de artículos que mencionan que se ha “descubierto la vacuna o la cura para el VIH” con  nuevas combinaciones de medicamentos antirretrovirales, con células extraídas de la médula ósea, e incluso con veneno de abeja. Esta última noticia se popularizó en México debido a que salió supuestamente de la UNAM, sin embargo las notas al respecto eran sumamente imprecisas y tendenciosas.[1]

El condón sigue siendo lo más efectivo para prevenir el VIH
El condón sigue siendo lo más efectivo para prevenir el VIH

La verdad es que si bien ha habido investigaciones prometedoras, ninguna ha llegado al punto en que haya resultados a nivel poblacional de humanos, es decir, muchos de estos estudios se hacen con especies de animales como ratones, cobayos, monos y hasta cerdos lo cual no garantiza que los resultados sean aplicables a personas. Por otro lado, otros estudios han presentado que un número reducido de personas han estado protegidos por alguna vacuna, pero no al nivel en que se pueda ofrecer a un gran número de individuos prometiendo que no adquirirán el VIH.

Lo que sí existe en la actualidad son vacunas para prevenir el virus de la Hepatitis B y algunos tipos de VPH o virus de papiloma humano. Ambos, causantes de infecciones de transmisión sexual que afectan a miles de hombres gays y bisexuales. La primera está disponible de forma gratuita de manera muy limitada en México, la segunda sólo se puede conseguir en el sector privado ya que sólo se aplica por parte del Sector Salud a niñas y adolescentes mujeres.

De acuerdo a la International AIDS Vaccine Initiative (IAVI) que busca promover los esfuerzos mundiales para la creación de una vacuna para el VIH, se han llevado a cabo ensayos clínicos con humanos desde hace una década en países como Tailandia, Kenya y Sudáfrica, sin embargo ninguno ha ofrecido un factor protector de más del 30%.[2] Cabe mencionar que los esfuerzos por crear la vacuna no depende sólo de las industrias farmacéuticas sino que también muchas universidades de prestigio de todo el mundo como la Universidad de Washington,[3] están involucradas en la investigación, por lo que se puede desechar la teoría de que se ha ocultado la vacuna con tal de que las empresas sigan vendiendo medicamentos.

El problema por el cuál no se ha logrado encontrar una vacuna es la complejidad del Virus de Inmunodeficiencia Humana: su estructura, la forma en la que se replica, las mutaciones que experimenta en el cuerpo, los lugares en los que se “esconde” en el cuerpo, entre otras[4], por lo cual es posible que pasen al menos 5 o 10 años para que se descubra y eventualmente se ponga a la venta la vacuna que revolucionaría la epidemia que lleva más de 30 años afectando enormemente a nuestra comunidad LGBT.

Mientras tanto, en México y América Latina seguiremos dependiendo del uso del condón para prevenir el VIH y otras ITS aunque en países desarrollados tengan ya la alternativa de la Profilaxis Pre-Exposición.[5]

[1] http://www.imagenpoblana.com/2015/05/04/impreciso-que-unam-haya-descubierto-cura-contra-el-vih

[2] www.iavi.org

[3] http://www.excelsior.com.mx/global/2015/06/18/1030217

[4] http://www.the-scientist.com/?articles.view/articleNo/42839/title/Defeating-the-Virus/

[5] http://www.homosensual.mx/truvada-la-solucion-al-hiv/

Y tú ¿qué opinas?