El escrito del día de hoy viene inspirado por varios motivos, en primer lugar “tomé prestado” el título del emblemático libro “Sexo, Amor y Violencia” de Cloe Madanes, una terapeuta familiar y de pareja que escribe sobre estos tres sucesos en la vida de familias heterosexuales que asisten a terapia, y por el otro de la campaña ciudadana que se inició en México específicamente en el 2009 ante los sucesos ocurridos de secuestro y homicidios de personas homosexuales que habían conocido a su “ligue” en un antro para después acceder a ir al departamento del “enamorado”, donde fueron torturados y asesinados en sus domicilios: la campaña se llamó Aguas Con Tu Ligue. Además de que el domingo 16 de noviembre el colectivo Jóvenes LGBT invitó a una platica sobre la creación de este movimiento ciudadano a Alberto Shueke que nos narró los motivos de tener cautela con nuestros ligues.

La campaña no pretende (tampoco yo al escribir esto) que dejes de ligar. No es una cruzada en contra del sexo casual. No es una operación para elevar la calidad moral de jóvenes y adultos. No es un esfuerzo por hacer que te acuestes únicamente con el amor de tu vida. No es el caso que dejes de conocer gente en bares, antros, sitios de Internet y otros lugares de encuentro. El objetivo es protegerte lo más que puedas, tener una concepción más amplia de lo que significa sexo seguro.

10801638_831978623510381_5479993090861442295_nPor lo que se pretende reflexionar sobre:

 Tomar medidas para reducir el peligro de

amanecer sin cartera o celular, o muerto

¿por qué no hacerlo?

Para ello creo necesario conjuntar miradas que nos puedan ser útiles para evitar el contacto o simplemente reconocer en nosotros mismos y en los demás, lo que nos conviene y lo que no nos conviene.

Así que empecemos

¿Qué es tener relaciones sexuales?

Pregunta algo “tonta” para los más conocedores del tema en el sentido práctico, pero en el teórico y más cercano al emocional, ¿qué significa esto?, para algunos el tema de la sexualidad es una mera expresión de saciar un impulso “burbujeante” que proviene del estómago y ¿por que no? conocer a un extraño desde la desnudez, desde la tensión y el erotismo, para otros significa un nivel de intimidad que se comparte con otra persona en un espacio privado, satisface un apetito natural pero también es un deseo que une a dos personas, quizá ya una pareja que ha decidido definir la relación como tal o amigos casuales que comparten su privacidad.

Sea lo que signifique una relación sexual para las personas es indudablemente una forma de comunicar mediante el cuerpo

No pretendo dar respuesta a estas preguntas debido a que son construcciones particulares, pero sin lugar a dudas, la reflexión oscila o gira en torno a ¿Qué quiero transmitir mediante mi deseo sexual?, ¿Intimidad, pasión, satisfacción? y ¿cómo protejo mi integridad emocional, mi salud y mi cuerpo con esa expresión?

¿Qué es el amor?

Erich Fromm ya habría ahondado en el tema del amor, para él existían dos tipos de amores: “te quiero porque te necesito” y el “Te necesito porque te quiero”, frases quizá parecidas pero significativamente diferentes, para Fromm (además coincido con él) la primera oración va dirigida a una desesperación por tener algo, aquel o aquellatumblr_lwkaqcxuFP1r0v73uo1_500 que satisfaga mis necesidades más básicas en el momento justo y además con el temor de perderlo, a diferencia del segundo que gira entorno a la necesidad del “otro” por que en él se guardan las emociones de seguridad, confort e intimidad.

Las diferencias parecen sutiles pero tienen contenidos sexuales diferentes:

  • Te quiero por que te necesito: Implica inmadurez, baja tolerancia a la frustración, impulsividad e incluso violencia con tal de tener lo que desea
  • Te necesito por que te quiero: Implica madurez en el sentido de comprender que el amor es un estado emocional compartido entre los grados de igualdad y singularidad

Elementos útiles que nos llevan a reflexionar sobre lo que esperamos en el amor, sin embargo hay que construir algo distinto, fuera del incosciente heterosexual romántico. Como diría Simone de Beauvoir  “Ser libre es querer la libertad de los demás”. 

¿Qué es la violencia en pareja?

Ya habría escrito algo más amplio respecto al tema y sólo narraré los puntos más esenciales que distinguen a esta forma de relación que tienen las personas: La diferencia sustancial es que es una acción que busca controlar, dominar y vigilar al objeto deseado, en este caso a la pareja, que como bien dice Cloe Madanes: en el amor no hay violencia, si hay violencia de cualquier tipo significa que se ha perdido el amor. Además se distingue de la agresión (que ya los medios de comunicación hacen un uso casi como un sinónimo de la palabra “violencia”) porque la agresividad es una conducta natural, que todo antropoide y ser vivo tiene para PROTEGER SU TERRITORIO O SU INTEGRIDAD, los humanos haciendo uso del lenguaje y los requerimientos sociales lo llamamos asertividad, la capacidad de decir NO, que pone límites y murallas para impedir que nos hagan daño o nos obliguen a hacer cosas que no deseamos, la pregunta que deja la agresividad como la capacidad natural de protección sería.

¿Qué cosas sentimos que naturalmente debemos de proteger de los demás ?

Muchos de los escritos que podamos encontrar sobre el amor y las parejas, implícitamente podremos encontrar de “forma” y “contenido” éstos elementos: Por un lado el pensamiento heterosexual que divide a hombre y mujer como entes complementarios más por sus formas de amar que por sus diferencias genitales, leemos: “ellos son de Marte y las mujeres de Venus”, “los hombres las prefieren cabronas” y “El novio ideal”, bueno … una serie de estereotipos del amor, pero heterosexuado con un ideal del amor romántico, que se traslada ese tipo de mercado al homosexual, donde ya no es una mujer la que ama más, sino otro hombre que de forma implícita asume esa construcción de que en la relación debe de haber uno más varonil (controlador) o el otro más femenino (sumiso, permisivo), si bien no generalizo, hay que aceptar que los modelos presentados en por los medios de comunicación han vuelto a posicionar y patentar un único romanticismo que impide decir no por que naturaliza y da invisibilidad a las conductas violentas por que “son parte de una pareja”, que impide pensar en la posibilidad de “cortar” a alguien, que impide decidir sobre tu cuerpo a la hora de tener sexo, que impide negarse a tener relaciones sexuales y que pone en peligro potencial a los hombres y mujeres homosexuales.

Por último pero no menos importante transcribiré las recomendaciones que la campaña Ciudadana “Aguas Con Tu Ligue” hace al respecto:

Si ya ligaste

  • Avisa a tus amigos a dónde vas y con quién estarás.
  • Que tus amigos conozcan a tu ligue y pide que les tomen una foto juntos.
  • Procura no irte con dos o más desconocidos a la vez.
  • Evita llevar a tu ligue a casa el primer día que lo conoces.
  • Si alguien te parece sospechoso, mejor no te vayas con él.

Poner atención a estos detalles puede apartarte de una

situación de riesgo e incluso salvarte la vida

¿Qué opinas?