Publicidad

Jill Bauer y Ronna Gradus, directoras del aclamado documental “Hot girls Wanted”, nominadas al Emmy al mérito en la realización de documentales ovacionado en el festival Sundance en 2015 y no es para menos.

No hay nada más valioso que una gran dirección y mostrar a mujeres haciendo lo que antes hombres de la industria descalificaban. Traen ahora “Hot Girls Wanted: Turned on” ahora tomando lugar en Originales de Netflix.

Aburrirte no será una opción. En seis episodios con pulcritud en escenas, esta serie documental explora el sexo y la tecnología desde distintas perspectivas. Realidades que para muchos aún parecieran distantes, irreales y quizás hasta exageradas.

Nos muestran a detalle, desde cómo nace la idea del tan concurrido material para adultos y cómo se lleva a pantalla de manera  profesional. Muy contrario a lo que se pensaría al ser, “cine pecaminoso”. Pero no todo es sucio, la ética, la visión artística y esfuerzo que se pone en ello es digno de reconocimiento. En esta serie en particular se muestra a mujeres directoras de cine para adultos, hablando sobre lo mal encaminado que puede llegar a ser el cine de adultos convencional y la perdida de visión cinematográfica, sobre cómo el porno llega a ser una manera rudimentaria de educación sexual y como en ocasiones llega a ser la única con la que cuentan los jóvenes y la responsabilidad que ellas tienen para crear un visión feminista en sus escenas. Que la igualdad  sea la protagonista.

No se pueden perder la opinión que tiene al respecto Suze Randall, fotógrafa de desnudos y productora de películas para adultos. Británica que se abrió paso en tiempos aún más complejos para las mujeres. Cuenta cómo intentó ser arrojada de la industria por desarrollarse en un ámbito en su totalidad machista.

“Arriba las mujeres” Cap. 1

En mi opinión nunca son demasiados documentales, blogs y series que hablen sobre el sexo y la tecnología. Es algo que nos es necesario observar desde distintos ángulos. Como algo que es parte de nuestra cultura desde hace ya bastante, tenemos que ser responsables también de “los contra” que existen, ser consumidores responsables en todo sentido.

El sexo y lo pasajero.

En Hot girls wanted: Turned On, hablan también de la frialdad general que existe sobre quienes usan la tecnología para crear relaciones interpersonales. Que a veces se nos sale de las manos, que en ocasiones es mal entendida y criticada por quienes lo ven desde afuera. Hay que estar conscientes que esto no es para nada malo, pero que es cierto que nos ha hecho un tanto insensibles y  porque la misma situación exige superficialidad, misma que no obliga a vivir en aquel constante estado de ir olvidando gente, jugando con ella, o dejar que jueguen contigo. Sin embargo suele ser una constante y no existe mejor ejemplo que el Ex Big-Brother americano James Rhine, hasta ahora rey del Ghosting.

James Rhine, en una de incontables citas.

Estaría de más describir uno a uno, cada capitulo. Pero me niego a obviar el contenido y no dar Spoiler alguno, cosa demasiado valiosa para los puritanos y a quienes gustan de ser sorprendidos con el contenido.

Lo que tienes qué  saber de “Hot Girls Wanted: Turned on” 

  • No es una serie documental exclusivamente para mujeres, al contrario, no existe nada más feminista.
  • Entenderás que el Porno feminista no es suave, si no verdadero erotismo con ética.
  • Podrás ver las razones y los caminos que llevan a alguien a querer hacer cine para adultos, con todos sus por y contras,
  • Debes estar preparadx, para afrontar terribles pero ya cotidianas realidades.
  • Verás como la tecnología y el sexo puede no sólo nos convierten en personas “ansiosas y recluidas” , si no desenvueltas.
  • Conocerás a fondo, profesiones que antes no habías considerado como tal, y verás a detalle lo que ocurre detrás del telón.
  • Desearás que Suze Randall sea tu abuelita, obviamente.
  • Sabrás cómo se ve el sexo casual y cómo se convierte en algo más.

Y tú ¿qué opinas?