Muchos hombres y mujeres se preguntan por qué algunas lesbianas usan dildos o strap ons si no les gustan los hombres. Intentaré responder este enigma para tratar de tranquilizar las mentes de todos aquellos que se sienten confundidos al imaginarse que una mujer lesbiana pueda sentir o dar placer a su pareja con alguno de estos juguetes sexuales.

No sé ustedes pero a mí siempre me molesta cuando un desconocido me pregunta cómo tengo relaciones sexuales. De entrada, ¿por qué tengo yo que andarle explicando a la gente qué hago en la cama? Digo, a mis [email protected] a veces les cuento, pero a desconocidos no. Se me hace de muy mal gusto cuando llega un hombre y me pregunta: «Oye, y entre mujeres… ¿cómo cogen?». Argh, qué poca imaginación… y qué falta de respeto. Quizá haya gente que no se ofenda o se moleste pero yo sí.

En la vida real, en memes, redes sociales y en foros de internet como Yahoo Respuestas (sí, aún existe) he oído/visto más de una vez la pregunta: «¿Por qué las lesbianas usan dildos si no les gustan los hombres?». Y bueno, ya que tanta gente pregunta lo mismo y ya que en Google aparecen 348 000 resultados cuando buscas esto, intentaré explicárselos.

Porque ser lesbiana no significa que no te gusta la penetración.

Técnicamente, a las lesbianas les gustan las mujeres (pero vamos, hay distintos tipos de lesbianas, no podemos generalizar nada en esta vida); eso no quiere decir que no les guste la penetración. ¿Por qué se les hace tan raro que dos chicas usen algún juguete sexual con forma de falo? El placer no tiene límites. Y déjenme decirles: hay hombres heterosexuales que dejan que sus novias heterosexuales los penetren con un dildo o con un strap on. Así es: los dildos y strap ons también son utilizados por parejas heterosexuales. Y eso no significa que el chico sea gay, ¿o sí? Simplemente significa que quiere sentir otro tipo de placer, y tiene a su mujer y a su juguete sexual de preferencia para lograrlo.

Porque al usar un dildo o un strap on NO necesitan recurrir a un hombre. 

Gracias a estos juguetes sexuales, las mujeres que quieran experimentar otro tipo de sensaciones solo necesitan ir a la sex shop más cercana y listo. Ahí podrán encontrar distintos modelos, colores, texturas, etcétera. Si estos objetos no existieran, las chicas tendrían que recurrir a un hombre y eso es justo lo que las lesbianas NO QUIEREN (insisto: hay algunas a las que no les importa incluir a un hombre afortunado de vez en cuando pero entonces van a decir que esas no son lesbianas sino que son bisexuales y no quiero entrar en un debate de etiquetas porque si no nunca vamos a acabar).

Al usar un dildo o un strap on, las chicas pueden disfrutar de su sexualidad sin tener que meter a un tercero en discordia. Además, a las lesbianas les gustan las mujeres, entonces no tienen ganas de besar o tocar a un chico, solo quieren otro tipo de placer. Muchos opinan: «¿Por qué usan dildos/consoladores/strap ons? ¡Mejor acuéstense con un hombre!». Eehhh, no. No funciona así. Si las mujeres quisieran acostarse con un hombre, lo harían y punto. Pero justamente la mayoría de las lesbianas no desean eso, por eso mejor van y se compran sus juguetitos.

Porque así pueden sentir placer a través de la penetración SIN exponerse a infecciones de transmisión sexual.

Otra gran ventaja de usar un dildo es que así no hay que buscar a un hombre para que te dé placer a través de la penetración. Con un dildo o un strap on, las chicas no corren riesgos de adquirir alguna infección de transmisión sexual (ITS) o un embarazo. POR SUPUESTO, lo ideal es que SIEMPRE que se tengan relaciones sexuales con quien sea se use condón, ya sea masculino o femenino. Si utilizas estos juguetes, por favor hazlo con condón y por favor recuerda que deben lavarse con agua y jabón neutro antes y después de usarse. Cuídense, [email protected] Las ITS no son un juego.

Conclusión: algunas lesbianas usan dildos y strap ons para sentir placer con su pareja sin necesidad de que un hombre venga a «hacerlas sentir mujeres de verdad», como dicen algunos hombres. Que viva el amor Y EL SEXO CON PROTECCIÓN.