“¿Qué dice un nombre?, los calificativos que damos a las personas ¿nos dicen lo que necesitamos saber?, si decimos “es varonil”, significa que ¿podemos decir que vale la pena conocerlo?, llamarla “prostituta” demuestra que ¿es “mala” persona?, un hombre conocido como promiscuo ¿es mejor visto que una mujer promiscua?”, una mujer calificada como “villana”, puede tener cualidades de heroína, la verdad es que el “nombre”, nunca nos puede decir quien es alguien, al igual que no nos deja saber de lo que es capaz”.
Mary Alice Joung

¿Somos diferentes los hombres y las mujeres homosexuales en el terreno sexual?, sin lugar a duda es una pregunta difícil de responder, debido a que por un lado la construcción de género en algunas personas va diferente a su orientación sexual, y el género es aquella “escuela” cultural donde aprendemos cómo relacionarnos en todos los ámbitos. Empezando por el sexual.  A las mujeres se les enseña un recato sexual a diferencia que el de los hombres. Ahora es de suponer encontrar parejas de mujeres (que se identifican como lesbianas) donde la líbido es relativamente baja, y encontrar a pareja de hombres (que se identifican como gays) que la líbido la tienen por las “nubes” y eso lleva a toma de decisiones en el contrato de la pareja. 

Screen Shot 2015-06-22 at 6.57.30 PM

Puede que tomen la decisión de ser una pareja abierta o una pareja con exclusividad sexual, ello dependerá de su conducta sexual. Eso dependerá de las estrategias sexuales que la pareja posea.

En psicología tenemos formas de explicar la realidad, y una de ellas es la Teoría de las Estrategias Sexuales; que enuncia un aspecto importante y es la distinción entre estrategias a corto plazo: relaciones de duración breve, de intención y carácter fundamentalmente (aunque no exclusivamente) sexual, frente a estrategias a largo plazo: relaciones duraderas, de intención y carácter más estable y más afín a esa constelación de conductas y sentimientos que solemos denominar “amor”.

Screen Shot 2015-06-22 at 6.58.09 PM

Según este autor pueden presentarse tanto en hombres como en mujeres, teoría que algunos psicólogos (como es de costumbre en las formaciones en salud mental), tienden a trasladar teorías de una población a otra, a continuación les presento las ideas centrales del modelo: 

Estrategias sexuales a corto plazo: 

  • Idea 1): los hombres desearán tener más relaciones sexuales con más parejas distintas que las mujeres (o, a la inversa, las mujeres no desearán con tanta frecuencia tener muchas relaciones breves con parejas distintas).
  • Idea 2): los hombres desearán tener relaciones sexuales en un menor intervalo de tiempo desde que conozcan a su pareja (las mujeres desearán mayor intervalo, para poder evaluarla como potencial pareja estable).
  • Idea 3): los hombres tendrán un nivel de exigencia menor sobre las características de sus parejas (las mujeres mostrarán mayor exigencia).

     

Estrategias sexuales a largo plazo: 

Para reducir la incertidumbre sobre la paternidad (y las mujeres la incertidumbre sobre la implicación de su pareja —tendente a la promiscuidad—):

  • Idea 1): los hombres mostrarán más “celos sexuales” (ante infidelidad sexual de sus parejas), mientras que las mujeres mostrarán más “celos emocionales” (ante implicación emocional de su pareja con otras personas).
  • Idea 2): tanto hombres como mujeres valorarán positivamente la fidelidad sexual.
  • Idea 3): tanto hombres como mujeres rechazarán los signos de accesibilidad sexual en potenciales parejas estables.

     

Parece interesante la teoria en cuanto a pensar en relaciones heterosexuales, pero en cuanto a relaciones homosexuales comparadas no existe mucho.

Entre la homosexualidad masculina y la femenina parece que existen ciertas diferencias. En primer lugar, la lesbiana hace más hincapié en la intimidad emocional de su relación que el varón homosexual. En segundo lugar, a menudo, los varones homosexuales tienen muchos compañeros sexuales diferentes, mientras que las lesbianas establecen con mayor frecuencia relaciones estables. Sin embargo, aún no hay estudios en México sobre este tema.

Screen Shot 2015-06-22 at 6.57.45 PM

Lo que se podría concluir es que la homosexualidad masculina y femenina sólo se asemejan en un sentido superficial. Las diferencias entre ambos son los condicionamientos sociales que producen subjetividades entre los géneros y de sus distintas experiencias sexuales. En realidad, aunque se ha descubierto que el propio género constituye un buen predictor de una serie de características psicológicas, no se aplica en el carácter homosexual. En consecuencia, es probable que una lesbiana se parezca más a una mujer heterosexual que a un hombre homosexual. Su identidad primaria es la de mujer y, en segundo lugar, la de homosexual.

Por último la Universidad Nacional Autónoma de México FES Iztacala nos invita a participar en una investigación en cuanto al tema de la diferencia sexual entre hombres y mujeres homosexuales. Por lo que será necesario que entren en el siguiente enlace para contestar un breve cuestionario que no tarda más de 15 minutos.

Cuestionario: ¿Existen diferencias entre hombres y mujeres homosexuales?