ismaelalvarez.com

ismaelalvarez.com

Probablemente has escuchado que algunos tipos del Virus del Papiloma Humano (VPH) pueden provocar cáncer cérvico-uterino en las mujeres. Probablemente hayas escuchado también sobre campañas que promueven la detección oportuna a través del papanicolau. Lo que probablemente no sepas, es que esos mismos tipos de VPH pueden provocar cáncer en el recto y la garganta a quienes tengan prácticas de sexo oral y anal, tanto mujeres como hombres, quienes también se deben hacer el papanicolau.

Estudios recientes en Estados Unidos han mostrado que los hombres homo y bisexuales son más vulnerables a estos tipos de cáncer pero además, hay muy poco conocimiento al respecto en la comunidad LGBT+. En México se estima que 45% de hombres viven con algún tipo de VPH pero este porcentaje se eleva al 65% en el caso de los homo y bisexuales, y hasta 93% en el caso de los que viven con VIH.

Algunos tipos de VPH se puede prevenir a través de una vacuna llamada Gardasil que se recomienda para todos los hombres que tengan sexo con otros hombres (HSH), ya que evita algunos tipos cancerígenos del virus así como las verrugas anales que también son provocadas por el VPH. La vacuna no está disponible para hombres en el Sector Salud por lo que si la quieres adquirir, debes hacerlo con un médico privado.

ismaelalvarez.com

ismaelalvarez.com

Otra práctica preventiva y de detección es la citología anal o papanicolau, a través del cual se identifican células anormales y cancerosas causadas por el VPH en el tejido del recto. El papanicolau se hace introduciendo un hisopo por el ano con el cual se hace un ligero raspado y dicha muestra se envía a laboratorio para ser analizada. Es entendible que podamos tener miedo a acudir con un médico para una práctica como esa, sin embargo es importante hacerlo, sobre todo en el caso de los pasivos que tienen una vida sexual muy activa. Existe también la anoscopía para detectar lesiones a través de una cámara.

Si tú vives con VIH o alguien que conozcas, es importante que se hagan el papanicolau anal al menos cada dos años para descartar la presencia de lesiones, ya que como mencionamos, es mucho más común la presencia del VPH del tipo 16 y 18 que son los que comúnmente causan el cáncer. Recuerda que si has tenido verrugas genitales, también son provocadas por VPH pero no por los tipos carcinogénicos, lo cual no significa que no debamos hacernos el papanicolau o la anoscopía. Este servicio también es muy raro en los servicios públicos de salud pero hay algunas organizaciones y médicos privados que lo hacen.

El VPH no es mortal, pero si se llega a convertir en cáncer, el tratamiento puede ser sumamente incómodo y doloroso.

Lo ideal es usar siempre condón y perder el miedo a acudir al médico cuando creamos que algo no anda del todo bien. Los casos de cáncer siguen aumentando pero esperamos que tú no seas parte de esa estadística.

¿Qué opinas?