Descubren un nuevo anticuerpo capaz de neutralizar 98% de las cepas de VIH con las que fue probado. 

La investigación sobre el VIH sigue siendo una prioridad desde diferentes campos: la epidemiología,  la virología, la biología molecular, entre otros campos del conocimientos. Sin embargo, a pesar de todos los esfuerzos que se hacen alrededor del mundo, aún falta descubrir algunas claves del comportamiento del virus para poder llegar a curarlo o prevenirlo a través de una vacuna.

Un equipo de científicos del National Institutes of Health (NIH) acaba de identificar el anticuerpo N6, existente en la sangre de una persona con VIH. El anticuerpo hasta ahora ha sido probado en 181 cepas diferentes del virus, y ha logrado neutralizar 98% de estos diferentes tipos, incluyendo 16 de 20 cepas que otros anticuerpos de la misma clase no han podido neutralizar.

La última vez que se hizo un descubrimiento de este tipo fue en 2010, cuando un equipo de científicos del Centro de Investigación para Vacunas (VRC, por sus siglas en inglés) del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID, por sus siglas en inglés) logró identificar al anticuerpo nombrado como VRC01. Este anticuerpo ha logrado neutralizar hasta 90% de las cepas con las que se ha probado, y en el presente se encuentra en la Fase II de pruebas clínicas en humanos, luego de que el anticuerpo haya sido probado en monos y los haya podido proteger contra este virus por seis meses. Pero tal parece ser que el anticuerpo N6 es diez veces más potente, y puede abarcar más cepas de lo que el VRC01 puede.

Al adherirse a las proteínas receptoras CD4, tanto el VCR01 como el N6 son capaces de neutralizar este virus

Al adherirse a las proteínas receptoras CD4, tanto el VCR01 como el N6 son capaces de neutralizar este virus

Al igual que el VRC01, el N6 se conecta con las proteínas receptoras CD4 en el virus del VIH, impidiendo que el virus pueda conectarse a ellas. Y a diferencia de otros anticuerpos, el N6 no se conecta a la región conocida como “la región V5“, la cual es una de las partes del virus que más cambian cuando este muta, sino que se adhiere a las partes del virus que menos cambian entre las cepas del virus, por lo que logra afectar a un rango más grande.

Y aún en las cepas que este anticuerpo no ha podido neutralizar completamente se ha observado que se ralentiza la propagación del virus. Tal parece ser que aún cuando el anticuerpo no es completamente efectivo en algunas cepas, sí ha demostrado ser un anticuerpo contra el que el virus no ha podido responder de manera tan rápida como lo ha hecho con otros tratamientos.

Los experimientos con este anticuerpo aún siguen en los laboratorios, y se encuentran lejos de ser probados en humanos. Pero es posible que una cura, o incluso una vacuna, contra el VIH pudiera basarse en este descubrimiento en un futuro. Y la posibilidad aumenta sabiendo que en Reino Unido se está probando un nuevo tratamiento que ya ha probado ser efectivo en el primer paciente tratado. Por el momento, y aún si esta cura es encontrada, lo mejor que se puede hacer es informarse acerca del virus, ayudar a que se rompa el estigma en torno a los portadores de éste, protegerse usando condón y lubricantes, y tratarse adecuadamente si es que ya se vive con el virus.

¿Qué opinas?