Seguramente ya has leído en nuestro sitio sobre la Profilaxis Pre-Exposición o PrEP, que está de moda en Estados Unidos y algunos países europeos. Esta pastilla que se toma una vez al día está revolucionando la prevención del VIH, aunque no previene ninguna otra infección de transmisión sexual (ITS).

Además de la PrEP oral, hay otras innovaciones que ya se están desarrollando y que en próximos años podríamos ver en el mercado:

PrEP inyectable: existen dos medicamentos que están siendo probados en algunos países de África: el cabotegravir y la rilpivirina. Estos medicamentos son inyectables y podrían dar una protección desde 1 hasta 3 meses en contra del VIH, de manera similar a lo que hace el Truvada que se toma de forma oral. Ambos antiretrovirales están mostrando ser muy eficaces y podrían reforzar la prevención, sobre todo entre personas que tienen mayor riesgo de adquirir el VIH, incluyendo hombres gays y mujeres trans.

Gel microbicida: aplicable en la vagina o el ano, el gel que podría servir de lubricante, libera una sustancia que podría inhibir la transmisión del VIH. Sin embargo, al no ser un método de barrera, es posible que aún con la presencia del gel microbicida pudiera haber transmisión del virus por lo que se le contempla como una opción extra junto con el condón.

Foto: nature.com

Anillos vaginales: similar a los anticonceptivos, los anillos vaginales con dalpivirina buscan ser una alternativa de prevención del VIH donde las mujeres tengan el control. Esto debido a que ellas solas podrían colocarse el anillo de plástico de 4cm de diámetro en el interior de la vagina el cual, libera el medicamento que previene el VIH. Aunque ha habido buenos avances, aún no ha mostrado una eficacia que permite confiar plenamente en este desarrollo tecnológico.

Vacuna profiláctica: en varios países se están probando diversas sustancias que pretenden prevenir la transmisión del VIH. Desafortunadamente hasta la fecha ninguno de los ensayos clínicos ha dado resultados prometedores ya que no han alcanzado una protección mayor al 70%. En la actualidad, se lleva a cabo un gran estudio en Sudáfrica cuyos resultados estarán en 2020 y que esperamos, sea el primero en darnos buenas noticias.

Foto: Desmond Tutu Foundation

Probablemente te estés preguntando, ¿y por qué no mejor seguir promoviendo el condón? Bueno, porque a 35 años de que inició la epidemia del VIH no hemos logrado que todas las personas usen los condones, incluso si tienen acceso a ellos. Por ejemplo, en México sólo 7 de cada 10 hombres gays afirmaron usar condón en su última relación, según un estudio del Instituto Nacional de Salud Pública.

Por ello, deben existir alternativas que permitan a todos prevenir la transmisión del virus aunque ciertamente, la transmisión de otras ITS podría aumentar. Esto es problema importante debido a que existen algunas infecciones como la gonorrea que antes era muy fácil curar pero debido al excesivo uso de antibióticos, la bacteria se ha vuelto súper resistente y cada vez es más complicado tratarla.

Como siempre, nuestra recomendación es que mientras no haya alternativas en México, continuemos usando condón en todas nuestras relaciones sexuales y nos hagamos la prueba de detección del VIH al menos 1 vez al año. Si no sabes dónde hacértela, aquí tenemos algunas opciones para ti.

¿Qué opinas?