Seguramente has notado como la genética juega un papel muy importante cuando asistes al gimnasio. Cualquiera que sea tu objetivo se verá determinado por tu genética. Y es que, seguramente has notado cómo hay gente que gana masa muscular de forma muy rápida, personas que pierden peso muy fácilmente o al contrario, gente que pierde peso de forma muy lenta. ¿A qué se debe esto? La respuesta es muy fácil: SOMATOTIPO.

El somatotipo es un sistema diseñado para clasificar el tipo corporal de las personas. Fue propuesto por Shelton en 1940 y posteriormente fue modificado por Health y Carter en 1960.

El somatotipo es utilizado para para estimar la forma corporal y su composición, principalmente aplicado a atletas. Sin embargo, la modificación corporal a través del entrenamiento y la alimentación tienen como clave también al somatotipo. Es muy importante saber cómo entrenar, y para ello hay que saber cuál es el objetivo del entrenado y las características genéticas que serán la clave para desarrollar la mejor estrategia. Y para que te quede más claro te pongo un ejemplo:

Juan es un chico de 25 años, con 1.75 mts. Y pesa 65 kg, 8% BF (body fat, grasa corporal) Es muy delgado y lleva 5 años entrenando en gimnasio, con una ganancia mínima de músculo.

¿Por qué Juan no gana masa muscular? La respuesta es muy sencilla, Juan no ha aplicado ciertas reglas para el somatotipo que corresponde a sus características: Un ectomorfo.

Juan tiene que entrenar y alimentarse para crecer siguiendo algunos parámetros que son propios de su somatotipo. Haré una parada, la genética no es absoluta, toda composición corporal puede ser modificada casi en su totalidad.

Entonces vayamos a conocer los somatotipos, William Sheldon estableció una división en tres categorías de los tipos de cuerpos humanos, atendiendo a su capacidad para acumular grasa y sintetizar músculo. Estas tres categorías son Ectomorfo, Mesomorfo y Endomorfo.

ECTOMORFO

Los individuos pertenecientes a este tipo somático suelen ser delgados con extremidades largas, igualmente su estructura ósea es delgada. Suelen estar por debajo del peso considerado “normal” y tienen dificultades para ganar peso. Su metabolismo es acelerado, aprovechando muy poco de los alimentos ingeridos.

Cada gramo de músculo ganado será con gran esfuerzo, y habrá de esforzarse tanto (o más) por comer y seguir una dieta que le permita crecer como por el entrenamiento propiamente dicho.

Características distintivas del ectomorfo:

  1. Dificultad para ganar peso y músculo
  2. Cuerpo de naturaleza frágil
  3. Pecho plano
  4. Frágil
  5. Delgado
  6. Ligeramente musculado
  7. Hombros pequeños

MESOMORFOS

Los mesomorfos tienden a ser musculosos y atléticos por naturaleza. Ganan músculo con facilidad y es el tipo somático ideal para el culturismo y casi cualquier deporte que implique fuerza y musculatura: aun entrenando sin demasiada constancia y siguiendo una dieta regular, obtendrán unos buenos músculos, destacando muy por encima de la mayoría si siguen un entreno riguroso y una buena dieta. No necesitan ser muy estrictos con la dieta, aunque tienen mayor facilidad para engordar que el ectomorfo y deben vigilar esto. Su cuerpo suele tener forma en V.

Características distintivas del mesomorfo:

  1. Atlético
  2. Cuerpo duro
  3. Forma de “reloj de arena” en mujeres
  4. Forma cuadrada o en V en hombres
  5. Cuerpo musculado
  6. Excelente postura
  7. Gana músculo fácilmente
  8. Gana grasa con más facilidad que el ectomorfo
  9. Piel gruesa

ENDOMORFO

Los individuos endomorfos tienen tendencia al sobrepeso: acumulan grasa con facilidad. Suelen estar por encima del peso medio de la población. Se traduce en que tienen que vigilar mucho más su dieta y seguirla muy estrictamente, así como realizar una mayor cantidad de trabajo aeróbico para mantenerse bajos en grasa. Esta es la parte negativa. Sin embargo poseen la ventaja de que si entrenan bien, ganan músculo y fuerza con facilidad.

En resumen podría decirse que es opuesto al ectomorfo: ha de enfocar sus esfuerzos en perder grasa mientras que el ectomorfo debe esforzarse por ganar masa.

Características distintivas del endomorfo:

  1. Cuerpo blando
  2. Músculos infradesarrollados
  3. Físico redondo
  4. Dificultad para perder peso
  5. Gana músculo fácilmente

Estos son los tipos básicos y más extremos. La mayor parte de la población posee cierto grado de cada uno de los tipos somáticos así tenemos Ecto-Mesomorfos (delgados con facilidad para ganar músculo) o Endo-Mesomorfos (con sobrepeso pero con gran facilidad para muscularse). Y tú ¿a qué tipo perteneces?.

Mantente pendiente de los siguientes post porque te daré algunas opciones para que entrenes de acuerdo a tu tipo somático, para optimizar tus resultados en el gimnasio y obtengas el cuerpo que siempre has querido.

No olvides dejarme tus comentarios, y seguirme en Twitter. Me encataría leer tus comentarios.