sueño
sueño
Publicidad

 

“En la noche no consigo dormir. Para comprender las cosas, es preciso reflexionar en ellas.” Lu Xun.

tumblr_inline_nuth8rw7YH1tqpcl2_540Estoy en la cama, ya es súper noche, más bien de madrugada, mañana tengo mil cosas que hacer y evidentemente debo despertarme relativamente temprano; la noche trascurre, cada minuto es tiempo que resto a mi sueño. ¡Joder! Al parecer solo dormiré cinco horas, bueno, más vale que pronto me duerma, estoy agotado… después de la selfie nocturna para Intagram, el tweet de amor y haber stalkeado todo el perfil de esa persona especial dos veces, creo que es inevitable dejar el celular a un lado, aunque un par de videos en Youtube no suenan mal, obvio, hasta que me gane por completo el sueño, a esta hora pocas personas responderían en Whatsapp ¡Carajo! Ya solo dormiré cuatro horas.

¿Qué hago?

Seguro en el curso de yoga alguna postura debe funcionar, por cierto, debo retomar mis clases de yoga, aunque tengo mil ganas de empezar con el crudiveganismo, suena rudo pero debe ser favorable para el cuerpo, es una desintoxicación permanente, por cierto necesito escribir sobre la desintoxicación y también sobre comenzar ciclos… Tengo mil cosas en la cabeza… además unas ganas inmensas de ir al baño, ahí van mis últimas posibles horas de descanso, es un buen momento para actualizar mi estado en Facebook: “con insomnio… quiero morir”.

¿Soy yo o esto también es tu ABC de casi todas las noches? Porque debido al ajetreo de la vida, dormir y conciliar el sueño es todo un arte, tu cabeza es un boom de información, entre redes sociales, gadgets, actividades por concluir o comenzar, intimidad, diversión, suele ser muy complicado descansar.

tumblr_inline_nutgr2S45M1tqpcl2_540Con recetas ancestrales trasmitidas generacionalmente que hoy te llegan como “el remedio de la abuela” proporcionadas por tu madre, tía o Google, hasta medicina bellamente empaquetada con un enorme texto que dice “natural”, buscas la solución a tu mal de dormir. ¿Pero has escuchado de la higiene del sueño? Deja ponerte en contexto, hace un tiempo la médico de mi madre le habló sobre el tema, era importante comenzar un régimen de vida para adecuar al organismo y dejarlo dormir a las horas natas. Como yo también lo necesito me di a la tarea de investigar, y como soy súper buena onda te paso el dato.

Hablemos de la higiene del sueño.

Las facilidades de la vida complican los horarios. Insomnio no es no dormir por estar en el móvil, no confundas, y sí tienes mil cosas en la cabeza que pensar, de hecho todos, pero es necesario el descanso. Un sueño debe ser reparador, es parte fundamental y vital del organismo.

La higiene del sueño son las prácticas y hábitos que ayudan a tener un sueño reparador. Esto incluye confort en la cama, la temperatura y el nivel de luz del dormitorio, el nivel de ruido, horas de dormir regulares, y qué tan recientemente has comido o te has ejercitado antes de irte a la cama. Atender la higiene del sueño es la primera cosa a observar cuando las personas tienen problemas para dormir. Aquí yo súper pro debo decir “los expertos recomiendan” pero más allá de expertos, sabes perfectamente que  son simples acciones que conoces, pero no las llevas acabo, por la razón que sea. Pero vamos, aquí no se va a develar el misterio de la humanidad; así que a trabajar en ello, entonces, los expertos recomiendan las siguientes acciones para dormir:

Prohibido dormir en la tarde, sino será maratónico dormir en la noche.

Vete a la cama siempre a la misma hora, se está reeducando al organismo, así que también despierta a la misma hora cada mañana. Calcula dormir un estándar de 8 horas diarias, pon dos alarmas, una por la mañana, otra por la noche, de esta manera sabrás a qué hora debes terminar actividades y comenzarlas. ¿Qué hacer el fin de semana enfiestado? Malas noticias, trata de evitarlos y de no ser posible, trata de no ser constante, o al menos, los días regulares mantén buenos horarios.

www.vertigopolitico.com
www.vertigopolitico.com

Evita beber alcohol cerca de la hora de dormir. Es un “sedante” que mantiene al cerebro en un sueño liviano, pero no profundo, así que alarga llegar al sueño intenso. Repito, que si te vas de fiesta, trata de que no sea de manera constante. Vaya, son unas por otras, pero si lo puedes evitar estaría increíble para tu organismo.

Evita a toda costa la cafeína, ya que es un estimulante (las fuentes de cafeína incluyen algunas bebidas suaves, café, chocolate, tés no herbales, algunos analgésicos y fármacos dietéticos). La cafeína puede quedar en su sistema por hasta catorce horas. Aumenta el número de despertares durante la noche y disminuye el tiempo total de sueño. Así que el capuchino para echar el chisme con tus amigos deberá ser descafeinado.

También evita la nicotina por la noche.

Esto incluye tanto fumar como suplementos para dejar de fumar tipo parches de nicotina. La nicotina también es un estimulante como la cafeína, así que acelera el corazón. Por fumar el cuerpo despierta constantemente por la noche o temprano debido a la falta de nicotina. Punto y aparte, mancha los dientes, la dentadura es el marco de la cara, una sonrisa blanca muestra juventud.

Despierta con la mañana, el cuerpo humano está diseñado para alimentarse del sol, este ayuda a reajustar el reloj biológico interno cada día. Además el sol contiene la vitamina de la felicidad, aprovecha que es gratis.

No hagas ninguna actividad física por lo menos tres horas antes de dormir, esto acelera el organismo no lo deja descansar, pero literal ni yoga. Aunque sí debes ejercitarte diariamente ya que también tiene consecuencias benéficas para el buen dormir y evidentemente te verás espectacular en el espejo.

“Uno no puede pensar bien, amar bien, dormir bien, si no ha comido bien.” Virginia Woolf

tumblr_mtal75B8qK1spbp90o1_500Hace tiempo escuchaba a una pediatra que decía “cenas pesadas, sueños pesados”, pero para los adultos es todo lo contrario, cenas pesadas… noches pesadas. No vayas a la cama hambriento, pero no comas algo pesado justo antes de la hora de dormir. Ligero podría funcionar, pero si lo puedes evitar, mejor, además tu cuerpo lo agradecerá. A la par, evita beber agua antes de dormir. Una vejiga llena debe levantarse al baño y yo sé que los blogs de belleza te piden que lo hagas justo al momento de ir a la cama, pero no es tan recomendable cuando se trata del sueño, quizás un vaso una media hora antes pero evitalo.

Vayamos a una de las partes que más me encanta, preparar el área del descanso.

Mantén tu habitación en completa tranquilidad, en un ambiente cómodo, quieto, en un estado de relajación, cálido. Las temperaturas extremas pueden alborotar el sueño o evitar que duermas. El punto es que estés en completo estado de confort, un poco de aroma ligero, orden en general, limpieza… se cree que los aparatos electrónicos absorben energía vibratoria, entonces también te la roban a ti, así que desconectar todo puede ayudar.

tumblr_inline_nutheeU1pj1tqpcl2_540Antes de ir a la cama prepara tu ritual, donde hagas una serie de actividades relajantes, como un baño, escuchar música tranquila y preferentemente sin letra ya que después te engancharías cantando, mantenerte en completa oscuridad, un antifaz puede ayudar aunque debes ser consiente que lo tienes puesto, una pijama agradable. Es tu espacio y es tu momento, haz que valga la pena. Si necesitas levantarte por la noche, que sea sin luces brillantes. La luz intensa puede reajustar tu reloj interno y se te hará difícil volver a dormir.

No te quedes en la cama despierto. Si no logras dormir haz alguna actividad: literal ponte a recoger tu habitación, ordenar las cajoneras que la chica del servicio no acomodo, quizás el desayuno, leer, pero no en la cama, si quieres leer, levántate de la cama y siéntese en una silla.

Tu sueño es sagrado, sé que suena imposible pero no lo es. Evita traer tus problemas a tu cama, ya los resolverás por la mañana, pero por ahora sácalos de tu mente, se puede, sobre todo si son cosas constantes.

No tengas un reloj visible en el dormitorio porque mirar la hora intensificará la miseria del insomnio y sobre todo, de las reglas más básicas. Reserva la cama únicamente para dormir, guarda todos los gadgets hasta el día siguiente, Facebook seguirá ahí mañana.

Ahora bien, si los problemas persisten es de más sabido que debes consultar con tu médico.

Súper fácil, ¿no?, o al menos así suena, ya tienes y tengo tarea para la noche… ¡Dulces sueños!

Lo mejor de mi hacia lo mejor de ti, namasté.

Y tú ¿qué opinas?