Si bien asociamos la palabra dieta a: “Pasar hambre” y dejar de disfrutar de todas esas comidas que tanto nos gustan, no significa que para llegar a nuestro peso ideal no podemos darnos uno que otro pequeño placer.

tumblr_nauhsls6Rb1tdjuqvo1_500Así le damos una buena movida de peso a nuestro organismo.  Con esto no quiero decir que debemos engullir en un día todo lo que no estábamos consumiendo, nuestro metabolismo lo detectaría de manera automática y conseguiríamos sólo destrozar con la boca lo que hicimos con las manos y sudor.

Aunque mi consejo particular no es darnos estas recompensas en forma de alimentos calóricos, sino algún tipo de premio que nos haga sentir que estamos en mejor forma y más saludables, ya que la meta a fin de cuentas es sentirnos y por ende vernos mucho mejor ¿cierto?.

Un cuerpo saludable debe no sólo sentirse bien, sino verse excelente y para esto nada mejor que lo que yo llamo: “La terapia del espejo” (sí, no te asustes).

Not today grasa... not pinches today!

Not today grasa… not pinches today!

Es bastante sencillo, te tienes que ir de compras (Shoping!), para que te des una idea, el chocolate es un calmante para los nervios y la ansiedad, ¡ir de compras también lo es!, es hora de salir a esa tienda donde viste esos jeans o esa camisa que tanto te gustó y que en su momento no quisiste comprarla porque simplemente parecías un tamal mal amarrado, el cambio a nivel visual y anímico luego de haber perdido tallas, y viendo en el espejo lo bien que te sienta la ropa que te gusta aplacará cualquier deseo de romper la dieta (aunque no la compres, sólo ve a ver si se te ve mejor o peor). Es simplemente psicológico, algunas veces tu cerebro necesita ver lo bien que vas para no recaer.

Pero como sé que lo que buscas son pequeños placeres culposos,  hoy en día habiendo tantos sustitutos a nivel light y “bajos en azucares” no tendremos problemas en comer lo que nos provoque, claro está siempre con moderación, hay que recordar que la recompensa es eso, sólo una recompensa que hay que disfrutar, no lanzarnos en un festín de grasas y dulces como si el mundo fuera a terminar mañana.

Semillas tostadas de soya

200 gramos de estas semillas te da las suficientes proteínas como para llenar tus tanques de energía y deshacerse de la sensación de hambre. Además es buenísima para eliminar el colesterol y te ayuda mucho para evitar la acumulación de líquidos innecesarios en el organismo.

Queso cottage

Otro alimento rico en proteínas. Además aporta Calcio, vitaminas, zinc y folato. Ayuda a regular la digestión y puedes combinarlo con manzana, frambuesas y nueces para tener un snack bajo en grasas.

Betabel

Es un excelente aliado para eliminar las toxinas del organismo. Te da protección extra contra enfermedades cardiovasculares y cáncer de colon.

Calabaza

Tiene muchos nutrientes y vitaminas. Además es bajo en calorías, ya que media taza contiene sólo 80 calorías. Pruébalas asadas y acompañadas con un poco de queso panela…¡te encantará!.

Ejotes

¡Toda una tasa llena de deliciosos ejotes por tan solo 44 calorías!, pero ojo, si bien el ejote es un excelente método de evitar la sensación de hambre, debes comerlos ¡sin grasa!. No se vale freírlos o mezclarlos con huevo jajaja hervidos con un poquito de sal ¡son deliciosos!.

Zanahorias

Uno de los alimentos más desintoxicantes que existen por su gran contenido en betacaroteno, además reduce los niveles de colesterol en la sangre. Algo increíble de las zanahorias es que además son un excelente des inflamatorio, por lo que si sufres de colitis nerviosa unas zanahorias serán un gran aliado.

Uvas

Si tienes hambre a media mañana, come una taza de uvas, lograrás eliminar el hambre y te llenarás de antioxidantes, ¡sin subir de peso!.

Cuando veas que te has portado mega bien, sería bueno que puedes darte una cita en un spa, es tal vez lo que todo mundo recomienda, pero no hay mejor manera de distraerse del antojo que hacer algo que nos relaje. recuerda que la mayor parte del consumo de comida chatarra se debe al estrés.

Les deseo mucha suerte #Homosensuales y recuerden que en el camino al cuerpo soñado no hay elevadores, sólo escaleras 😉