En Homosensual, siempre nos encargamos de que tengas un tema de que platicar con tus amigotes, que te eches un taco de ojo de vez en vez, de que haya algo bueno dentro de tu cabeza y muchas otras cosas, somos como el novio guapo, buena onda e inteligente que nunca vas a tener.

Pero hoy vamos a regalarte algo diferente, nos preocupa tu salud sexual y tu cuerpo en general pero también queremos cuidar tu cabecita, hoy queremos que te tomes un momento para que te relajes y para que respires profundamente.

Siglo XXI chicos, eso significa poder ligar a través de tu celular y además significa que el estrés es parte de tu día a día. Y si eres como yo y la gran mayoría de las personas, significa que tu ansiedad llega a picos altísimos unas cuantas veces a la semana. Si eso se vuelve crónico o se te sale de las manos puede llevarte a sufrir depresión o algún trastorno similar. Algunas fuentes muestran que el 18% de la población mayor de 18 años tiene algún nivel alarmante de ansiedad, las mujeres son casi el doble de propensas a padecerla y cuando se presentan es muy común que también le acompañen sus comadres como: Desorden de pánico, Ansiedad social, Desorden obsesivo-compulsivo y muchas otras cosas feas. ¡Tener ansiedad constantemente también puede mermar hasta el 50% de tu sistema inmunológico! Estos casos son extremos y si piensas que pudieras ocupar ayuda necesitar buscar en primera instancia a un psicólogo o un psiquiatra. (De preferencia busca a uno que esté guapo) Pero para el resto de nosotros que nos da dolor de cabeza el tráfico, que ya tenemos los ojos en blanco de tanto torcerlos y que nos esponjamos hasta por que nos voltean a ver, tenemos estos consejos:

1.- ¡Respira!

La mayoría de los picos de ansiedad se pueden calmar con este método, trata de respirar con tu diafragma (o con el estómago) y no con el pecho, despacio inhala contando hasta 4, retén el aire hasta 7 y exhala contando hasta 8. Repite las veces que necesites.

2.- Tómatelo con calma.

Date cuenta que es muy normal preocuparse por la vida, por el futuro y por cuestiones del diario. No quieras hacer todo al mismo tiempo, muchas veces el estrés lo generamos nosotros mismos y no las circunstancias. Concéntrate en una actividad a la vez, procura dominar tus pensamientos y acepta que hay cosas que simplemente no puedes controlar.

3.- Duerme tus horas.

No se puede ir por la vida de lunes a viernes durmiendo 5 o 4 horas y querer reponerte en el fin de semana. Ese hábito por sí sólo te va a tener con los nervios de punta. Procura que sean normalmente 7 u 8 horas y cuando las circunstancias apremien que no sean menos de 6.

4.- ¡New Age es la solución!

Hay que rendirnos ante los beneficios del Yoga, del Tai-Chi y de disciplinas similares, despejar tu mente por algunos minutos inclusive con una meditación rápida en tu casa alejándote del celular y de la computadora hace maravillas para tu salud mental y para tu humor. Nada te cuesta quemar un par de varitas de incienso, comprar aceites relajantes o simplemente beber un té escuchando música suavecita. Dale paz a tu cerebro.

5.- Cuida tus hábitos.

Comer mejor, beber más agua y dejar los vicios te llevan a tener un cuerpo más sano y está comprobadísimo que la relación entre tu cuerpo y tu mente afecta en ambos sentidos. ¿Sabías que el hecho de obligarte a sonreír mejora inmediatamente tu sistema inmunológico y tu autoestima? Y ya que estamos en esto, un cambio de actitud ejerce beneficios para tu mente, nada ganas con enojarte y echarte a perder el día con una mala actitud, si procuras estar más calmado y reírte de las circunstancias verás que todo se ve mejor.

6.- Werk out! Werk!

Nada como ir a sudar un rato de manera habitual para mantener tus nervios estabilizados. Puede ser que no consigas resolver tus problemas pero mínimamente podrás olvidarte de ellos por algunos instantes y verlos con los ojos frescos. No a todos nos encanta ir al gimnasio y muchas veces resulta contraproducente, encuentra una actividad que te guste y que realmente te ponga de buenas. Verás que la camaradería es una de las mejores partes de hacer actividad física lo cual nos lleva a nuestro siguiente punto…

7.- Socializa

El involucrarte con las personas, platicar, convivir, ir de fiesta o simplemente ir por un café, hace que nuestro cerebro se sintonice en una frecuencia calmada. Esto es algo que está cincelado primitivamente en nuestra cabeza es una manera de crear comunidad lo cual lleva a tu mente a sentirse segura, comunicada y en paz.

8.- ¡Pon orden!

Si no puedes manejar todas las cosas que tienes que hacer, dales un orden, haz listas, ponlo por escrito, prioriza, establece metas realistas para cada día, planifica y enfócate en hacer una cosa a la vez.

 

Extra: Es muy importante que tu salud mental sea sana permanentemente. Es decir, lo normal es que tu estado de ánimo y tu mente estén en paz y que de vez en vez tengas momentos en los que quieras aventar a todos al carajo. Pero si para ti lo normal es estar presionado(a), tienes que tomar cartas en el asunto y buscar ayuda.

Y por favor nunca pienses que puedes alivianarte con unas «pastillitas» para prenderte y acabar los pendientes, si los medicamentos no te los receta un profesional lo único que vas a hacer es provocarte daño, puede que incluso desarrolles una adicción y las cosas se pongan feas, así que diles no, porfa.

Y tú ¿qué opinas?