Pride es MAÑANA. Seguramente muchos de ustedes estarán esmerándose en sus atuendos o buscando la mejor fiesta para celebrar el orgullo. Y está bien, qué bueno que vean este día como una celebración, como una expresión de libertad, como un acto que les recuerda que a pesar de que hubo momentos malos, hoy se sienten plenos y felices, que viven o comienzan a vivir su sexualidad con plenitud.

Hemos avanzado mucho, hemos logrado que el matrimonio igualitario sea reconocido en México y alrededor del mundo. Pero no olvidemos que existen 79 países que condenan la homosexualidad y en 7 de ellos se castiga con pena de muerte.

Fuente: Factoides

No olvidemos, también la crisis política que atraviesa nuestro país en materia de Derechos LGBTI+, porque entre de acuerdo a este informe, tan solo entre 2014 y 2016 hubo al menos 108 asesinatos de mujeres transexuales y 93 de hombres homosexuales (o tal vez bisexuales) en México.

Y por supuesto, no podemos pasar por alto las promesas del gobierno mexicano sobre nuestros derechos, promesas que no cumplieron y tienen rezagados a varios estados del país, que han permitido que personas como Everardo Martínez Macías, el clero mexicano y movimientos como el Frente Nacional por la Familia continúen esparciendo mensajes de intolerancia y odio hacia nuestra comunidad. Además, si no lo recuerdan, la oportunidad de que en México el matrimonio igualitario fuese legal a nivel federal fue desechada con 19 votos en contra de nuestros diputados.

Porque sí, el glitter no está de más, ni los tacones, ni los disfraces extravagantes, porque así somos, porque es nuestra marcha, es el día en el que inundamos las calles con  un arco iris que representa las vidas que han terminado a manos del odio, pero también aquellas que vienen y se merecen un futuro mejor.

Les recomiendo que vean este video: Este año es por nuestros derechos…

Y no olvidemos también, que como comunidad nos hace falta más caminar juntos y menos marchar en grupos separados, que necesitamos ser más incluyentes, que debemos hacer a un lado nuestros propios prejuicios y abrazar todas y cada una de las expresiones de la diversidad sexual. Sin importar si un hombre es afeminado o no, si una mujer es masculina o no, sin importar que quien marcha a mi lado lleva un vestido o un traje de leather porque después de todo y sin importar la forma en que cada uno exprese su orgullo…

Estamos juntos en esto, ¿verdad?

Que no se les olvide, a aquellos que deciden no marchar, que son bienvenidos a unirse, que son bienvenidos y que celebramos su forma de ser, que si están fuera del “ambiente”, este día es para que se integren, para que conozcan a otros homosexuales y compartan sus formas de ver el orgullo y de celebrarlo, para que entiendan que un cuerpo desnudo no debe causar aversión y que en tacones o en tenis, todos caminamos hacia el mismo lugar, todos buscamos un mundo más incluyente en donde cada día sumemos más amor.

Tampoco podemos olvidar que apenas en 2016, un homosexual con severos problemas de autoestima, asesinó a 49 personas en el club Pulse en Orlando, EU.

Nuestros 49 hermanos que fallecieron en el club Pulse. #WeAreOrlando 🌈

Además, la situación actual de nuestros vecinos del norte no es nada alentadora debido a que la Administración de Trump parece estar empeñada en restar derechos y oportunidades para nuestra comunidad LGBTI+, aunque en enero de este año haya prometido defenderlos, los homosensuales americanos (y sobre todo los latinos que radican en dicho país) están preocupados por las medidas que el gobierno ha tomado respecto a derechos humanos de los inmigrantes. Así que no es momento de ponernos nacionalistas, ellos también necesitan que levantemos la voz y que en la medida de nuestras posibilidades apoyemos su lucha.

Repito: estamos juntos en esto.

No olvidemos a Chechenia, el abominable crimen de odio que se comete de forma permanente contra nuestra comunidad. Este hecho representa el dolor latente de una comunidad que ha tenido que hacerse lugar en la sociedad en medio de la violencia, además de un atraso notable y preocupante en la historia que ha causado que muchas personas sean privadas de su libertad y castigados con la muerte por un crimen que existe solo en la mente de personas intolerantes como Vladimir Putin y el presidente de Chechenia: Ramzan Kadyrov. No olviden estos nombres, que representan el odio que ha terminado con muchas vidas y que ha reprimido a muchas personas por el simple hecho de ser diferentes. Estos son los rostros que debemos señalar, no los de nuestros iguales con consignas desagradables como No gordos, no feos, no afeminados.

Así que durante la marcha recordemos que somos México, Estados Unidos, Chechenia y cualquier rincón en el que se minimice nuestra existencia.

Tampoco olvidemos a las familias homoparentales, que actualmente son +160,000 en México. No olvidemos que en estas familias hay niños y niñas que necesitan de nuestro apoyo para que les brindemos un entorno seguro, libre de prejuicios en el que puedan desarrollarse sin miedo a que ninguna persona insulte o agreda a su familia.

¿Necesitan más razones? Porque es muy fácil sentarse a criticar la marcha, decir que es un carnaval, que no tiene sentido, que está llena de exhibicionismo y faltas a la moral. Y yo no sé de qué marcha hablen porque yo jamás he visto eso, pero para aquellos que no van porque se creen gays “de los buenos y respetables”, los invito a que si no están de acuerdo con cómo marchamos actualmente, vengan y nos enseñen cómo se hace.

Quizás te interese leer: 7 razones por las que no quieres ir a la Marcha del Orgullo Gay

Sí. Este mes es para celebrar, pero también para recordar que marchamos por un objetivo: justicia. Porque no, no estamos pidiendo que nos quieran, exigimos que nos respeten, que se protejan nuestras vidas y que no parezca que cuando uno de nosotros muere, es nuestra culpa por ser diferentes. Exigimos respeto de parte nuestro entorno social e iniciativas de nuestros gobernantes que defiendan nuestros derechos porque no, no son negociables. Salimos para exigirles a nuestro gobierno que si defienden a la familia, no nos nieguen la oportunidad de formar una y que si defienden la vida, no pasen por alto que ninguno de nosotros muera primero a manos del odio y luego sea enterrado por la impunidad. Para eso marchamos…

No importa si vas cubierto de glitter, también puedes ir con tu uniforme de trabajo, con la ropa más cómoda o con el disfraz más extravagante. Vas conmigo, vas con nosotros y nos representas; por ello este año y todos los que hagan falta vamos a marchar para que te sientas en libertad de salir a las calles a celebrar el Orgullo LGBTTTIQA🏳️‍🌈

¡Nos vemos en la marcha!