Estas fechas parece que hay algo macabro que se mueve en el aire y todos lo hemos sentido iniciando el 2017 con muchísimas noticias que podrían clasificarse dentro del lado negativo.

Publicidad

Y siendo francos es algo en lo que yo mismo me incluyo, es imposible aislarse de la tormenta de información que nos bombardea y que ha logrado filtrarse de la televisión, al radio, a las computadoras, hasta llegar al siempre desconfiable chisme de boca en boca.

A momentos el ambiente general parece abrumador y sobrecogedor, y es que como buenos y viscerales latinos queremos informar, dar paso a las discusiones y estar al pendiente del último detalle de cada situación lo cual lleva a que compartamos información que no es del todo cierta y que finalmente solo sirva para que algún alma inocente entre en pánico y quiera echarse a llorar.

Personalmente creo que hay dos factores que hacen que nos desesperemos y hagan de estos tiempos algo particularmente difícil, primero que nos están dando por todos lados, y por primera vez eso no es bueno; el sector económico, político, cultural, social y muchos otros entraron en crisis simultáneamente no sólo en México y América Latina sino en todo el mundo, y entonces uno se sofoca ante tanto nerviosismo. Y segundo, al parecer no hay en quien confiar, dado que muchas veces las noticias están torcidas, los medios que parecen confiables resulta que no lo son tanto y nadie está cierto ni seguro de nada. #MejorMeMuero

¿Entonces, qué es lo que tú, un miembro de la sociedad puede hacer para mejorar la situación?

Bueno tengo unas ideas que quiero compartirles, sepan que no soy ninguna clase de experto y que esto no es ninguna propaganda ni nada parecido, es solo un consejo de alguien que quiere vivir tranquilamente, en un lugar más justo y sin tener que gritar cada cinco minutos por una nueva alarma.

Criterio

¿Será cierto?

Primero creo que hay que tener criterio, eso es señores y señoras, CRITERIO. Ante información nueva frénate antes de reaccionar y piensa: ¿será cierto, será relevante, o será que sólo quieren tener algo nuevo de que hablar? No tienes por que creer todo lo que te dicen y mucho menos tienes por que reaccionar ante ello. Construye tu criterio no sólo para estas situaciones, más bien ante todo en la vida, sé inteligente, cultívate, cuestiónate y sé asertivo.

Tranquilízate

En segundo lugar, ten en cuenta que en la situación más difícil y en la hora más desesperada no te va a ayudar en lo absoluto tener la cabeza echa bolas, o sea, tener una mente fría y analítica es la mejor solución y esto no lo digo yo, lo dicen siglos de pensadores desde Sun Tzu y Miyato Musashi hasta nuestros contemporáneos. Ni el miedo ni el coraje llevan a buen fin. Ahora sí, si haces un alto en estos dos puntos y filtras toda la información que recibes verás que las cosas se ven de diferente manera y así, si quieres salir y manifestarte puedes hacerlo de una manera más íntegra y concreta.

Sé el cambio

Tercero y en mi opinión el más importante, es un punto que requiere que tomes cartas en el asunto de manera activa. Creo que la mejor manera de expresarlo es a través de las palabras del gran Mohandas Gandhi: «Sé el cambio que quieres ver en el mundo». En ejemplos, esto quiere decir que si no quieres ver odio a tu alrededor, entonces deja de odiar y de quejarte sin sentido; si no quieres ver injusticias sucediendo en las calles, sé justo en tu día a día; si no te gusta que el gobierno sea corrupto, haz tu parte dentro de la sociedad y no hagas el mal a los demás; si quieres que la sociedad sea más inclusiva y abierta, deja de excluir a los demás, esto último es una batalla antigua en los terrenos de la comunidad LGBT+. La batalla es dura y cuando uno comienza a practicar este punto resulta más embarazoso de lo que uno pudiera imaginar.  Los grandes cambios requieren de cambios pequeños. Si bien hay injusticias sucediendo por todos lados y a vista de todos, es necesario tener la actitud adecuada para denunciarlos, reclamarlas y hacer que cambien y como decía Eduardo Galeano: «Mucha gente pequeña en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas pueden cambiar el mundo».

Y tú ¿qué opinas?