“Los homosexuales se han ganado su integración a la sociedad al promover el sentido estético” – Susan Sontag

Una de las primeras cosas que me hicieron darme cuenta de que soy gay cuando era niño fue un incontrolable sentido de lo estético. No sé de donde salió ni como se desarrolló pero solía desvestir a las mujeres en mi cabeza… para vestirlas con otro vestido más apropiado (eso además de que fantaseaba con el Power Ranger rojo).

Es evidente en muchos campos del diseño y de lo estético que la comunidad LGBT+, muy particularmente los hombres gay parecen tener una respuesta apropiada para cada impasse. ¿Estereotipo comercial o realidad asentada? Es algo que no me atrevería a responder sin antes de analizarlo:

tumblr_nic6xtQlOH1qc7e5jo1_500

Para muchos la mano de un hombre gay es reconocible y admirable en cualquier cosa que haga. Pieza de la colección Sarabande de Alexander McQueen, homosexual.

La moda de las pasarelas es el ejemplo más recurrente de la influencia gay en la cultura y la estética, pero la mano homosensual hace de las suyas en terrenos insospechables, desde el argot que corre de boca en boca en las calles hasta la corriente arquitectónica de la esfera más elevada. Hay una sinergia bastante particular: diseñadores que crean tendencias, mujeres y hombres trendy que consumen, público que acepta y masas enteras que copian, es algo que se ve todos los días. Y a pesar de que evidentemente no todas las mentes del diseño pertenecen a hombres gay, según el gusto popular, existe un je ne sais quoi en cada componente de lo diseñado por un gay; cierto grado de sofisticación y sensibilidad.

“Una vez le pregunté a Vivienne Westwood qué es lo que las mujeres han contribuido a la moda … Ella respondió: Probablemente no tanto como los hombres gay” –Valerie Steele

Shows como The Queer Eye For The Straight Guy, Project Runway, What Not To Wear, Blow Out… y en general casi todo lo que produce Bravo contribuye a generar un estereotipo sobre los homosexuales en la cultura popular, evidentemente muchas veces está errado. Es decir ¿a quién no le ha pasado que las amigas te invitan a ir “de compras” o te preguntan consejos de imagen? Y tú así de: “ummm… ¡¡¡no me convertí en neurocirujano para que me pregunten si el color rojo complementa tu tono de piel!!!” El punto es que en una sociedad ansiosa por etiquetar y monopolizarlo todo es muy difícil no ser blanco de la opinión de los demás, sea verdad o no lo que creen saber de ti. Entonces, si tenemos un punto en claro hasta el momento es que es verdad que hay hombres gay con un talento particularmente desarrollado para lo estético, pero también hay hombres que son un tanto más obtusos en ese respecto. Los primeros sobresalen por lo exquisito de su trabajo y los segundos simplemente se funden entre las multitudes.

tumblr_o1zzqgpVE21qzxd94o1_500

Raja y Raven haciendo el “Fashion Photo Ruview” … Son la epítome de ese lado shady y gracioso de la estética gay

Ahora bien, hay otro punto que es innegable, es que la cultura popular contemporánea le debe a los homosensuales una parte importantísima de su carácter. Solo por mencionar algunos ejemplos, los Lip Sync Battles, la comedia de insultos, el glamrock, el popart, el manscaping, la imagen corporal y pública, y muchísimos otros campos fueron concebidos en un útero lleno de glitter y arcoíris: las mentes homosensuales. Cuando se trata de innovar, los hombres gay somos los primeros en levantar la mano, quizás sea debido a que el romper paradigmas dentro de la sociedad es algo que nos guste, nos vemos obligados a hacerlo en cosas tan simples como tomar a nuestra pareja de la mano en la calle.

Camp (Del francés Camper posar de una manera exagerada) es un tipo de sensibilidad estética del arte popular que basa su atractivo en el humor, la ironía y la exageración. –Wikipedia-

Carmen Miranda se ganó a pulso el título de ícono gay por estilo kitsch y camp

Carmen Miranda se ganó a pulso el título de ícono gay por estilo kitsch y camp

¿Cómo definiríamos la estética gay? Ciertamente ese es otro artículo entero, pero ante las masas, lo gay es colorido, alegre, exagerado, sobresaliente y fierce… No sería correcto meter a todos los hombres gay dentro de estas variables, que aunque forman un concepto concreto estable y reconocible, no es justo para con todos los homosensuales… Para ser honesto, es casi imposible englobar a cualquier minoría dentro de un estereotipo, y sobra decir que a nadie le gusta ser encasillado.

Inclusive en tiempos donde la sola insinuación de homosexualidad estaba penada en la gran mayoría de los países, los homosexuales se las arreglaron para convertirse en sinónimo de extravagancia y transgresión. No es nuestra culpa la existencia del estereotipo, pero sí es nuestra responsabilidad el tener claro que gay no es igual a buen diseño, gay es igual a persona.

Personalmente, aún con toda esta fanfarria y evidencia no creo que sea verdad que los homosensuales tengamos un sentido extra que nos indique lo que es más bonito. En el mejor de los casos creo que algunos contarían con una sensibilidad más desarrollada que otros varones debido a que muchas veces como gay uno está más en contacto con esa parte sensible que nos dicen que los “hombrecitos” no debemos tener y quizás… solo quizás sea que los varones gay estamos más dispuestos a enfrentar las consecuencias de sostener una actitud o comportamiento que ponga en jaque lo dicho por la sociedad. Es decir, ese mismo valor que se requiere para salir del clóset es el mismo valor que se requiere para ponerse algo diferente y marcar tendencia. Estos chicos son a los que no les importa mucho la opinión de quienes los vean y se crean un criterio estético propio, evidentemente sobresalen, por eso y, gay o no, somos trendsetters. Creo que cualquier persona que tenga el valor de mantenerse íntegro y mantenga congruente su forma de pensar, hablar y actuar merece todo nuestro respeto, no importa si es en cuestiones estéticas o de cualquier otra índole, se requiere mucho valor ser uno mismo y aún más cuando tienes a una multitud ansiosa por apuntarte con el dedo.

P.S. Si te interesó el tema, te recomiendo que leas:

Cómo los homosexuales salvaron al mundo” de Cathy Crimmins

Queer History Of Fashion” de Valerie Steele

***Foto de portada de David Kawena (davidkawena.deviantart.com)