Esta es una columna de opinión. Las opiniones expresadas en esta sección pertenecen a sus autores.

Si ustedes me siguen en Twitter podrán ver que a veces me agarra una verborrea y a veces simplemente casi no tuiteo, la edad y el ocio se me antoja más para metichear en Facebook pero ese no es el caso, que como sabrán conmigo el asunto es siempre otro diferente con el que empiezo.

El punto aquí (más que la red social en la que ahora pierdo el tiempo) es lo que encuentro en la misma. Independientemente del hecho de que encuentro videos e imágenes graciosas o de muchos perritos, también noto una tendencia general hacia cierto comportamiento.

¿estamos generando odio?

Por una parte me encuentro a alguien quejándose de las críticas de la gente hacia las personas con sobrepeso y hablando de lo importante de tener un buen concepto corporal en lugar de guiarnos por las tendencias de moda o de la farándula para después encontrarme a esa misma persona diciendo que los comentarios machistas de Julión no eran para tanto y que las feminazis bla bla bla.

Se trata de la mujer que discrimina a alguien de la comunidad para después subir una foto a Facebook usando un vestido y diciendo “Que use vestido no te da derecho a decirme puta”.  Se trata de las mujeres que no acudieron a alguna de las pasadas marchas de “Vivas nos queremos” pero que sí estuvieron disponibles para criticar las acciones de las de su género tachándolas de exageradas. Se trata de todas aquellas personas que se burlaron o atacaron a Andrea Noel responsabilizándola de su ataque pero que se quejan de todo lo que les pasa.

Se trata de aquellas lesbianas que van a cada marcha del orgullo a exigir sus derechos pero que no se acercan a “esa lesbiana machorra”.

Se trata de aquel homosexual que se queja de no tener los mismos derechos pero que tacha a todos los que van a las marchas del orgullo de ridículos.

Se trata de aquel bisexual que se queja de que la comunidad gay lo discrimina pero que se la pasa hablando mal de la comunidad trans.

Se trata de mí y se trata de ti, porque todos alguna vez lo hemos hecho, criticar, juzgar así sin más, ¿no nos damos cuenta que echando tierra a los demás nos echamos tierra a nosotros mismos? ¿No seremos capaces de apoyar o simplemente de no juzgar y criticar?

Basta con que se den un recorrido en las redes sociales para presenciar este fenómeno.

Ayer en mi camino me encontré a una señora diciéndole a otra “Porque como mi mamá siempre dijo, el respeto al derecho ajeno es la paz” y si bien lo dijo Benito Juárez, esa idea quoteada es correcta y, vaya, se supone que lo enseñan desde la escuela.

¿Qué nos está pasando Comunidad LGBT ?

¿Qué opinas?