Carta publicada por Leonardo en Redes Sociales:

Estimados señores defensores de la FAMILIA:

Escribimos estas palabras como padres de familia preocupados por el bienestar de nuestro hijo.

Hoy más que nunca sentimos que nuestros derechos se encuentran quebrantados, estamos siendo atacados sin considerar que nuestra familia no pretende lastimarlos a ustedes ni a sus hijos, que no tratamos de imponer ningún modelo frente a ustedes, sino sólo vivir bajo condiciones de IGUALDAD y SEGURIDAD JURÍDICA como sus familias lo hacen.

En la Ciudad de México más de mil parejas del mismo sexo hemos decidido formar una familia bajo el ejercicio de nuestros derechos que esta ciudad otorga a sus ciudadanos miembros de la comunidad LGBTTTI, reconocimiento que se logró como resultado del trabajo de inclusión e integración social entre la sociedad civil con el gobierno y sin que esto haya destruido sus hogares.

13668989_10154685224044453_5994902530098315540_nEs un hecho que desde el año 2010 vivimos protegidos por la ley y que los avances que hemos logrado como comunidad LGBTTTI no han atacado ni vulnerado ningún derecho de las que hoy defienden como “FAMILIAS NATURALES”, no estamos exigiendo que nos reconozcan las iglesias, ni mucho menos su bendición como familia (aunque sería lógico pensar que como hijos de Dios deberíamos contar con ella); lo único que pedimos es que nos respeten y respeten a mi hijo para que pueda vivir en un mundo sin etiquetas.

Al decidir empezar el proceso de adopción, sabíamos que nos enfrentaríamos a una parte de la sociedad que no nos aprueba ni entiende, pero nunca imaginamos que viviríamos lo que hoy estamos viendo, la convocatoria de una serie de organizaciones e iglesias a desconocernos, a atacarnos y desprestigiarnos sin conocernos, poniendo en duda nuestra calidad humana y como padres de familia sin una sola prueba que defienda sus argumentos, cuando lo único que hemos hecho desde el día en que conocimos a nuestro hijo es darle AMOR, ese amor incondicional que solo un papá conoce y que no se puede explicar en unas cuantas palabras.

No necesitamos que nos aprueben ni que nos entiendan, lo único que les pedimos es que aprendan a respetarnos y a respetar los argumentos jurídicos que la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha pronunciado respecto de nuestro marco legal para que se respeten nuestros derechos y sobre todo, para que se respete el Estado Laico de Derecho que tanto trabajo nos costó construirlo como nación.

Les pedimos en nombre de nuestro hijo que detengan las acciones y mensajes de odio que directa o indirectamente han generado y que permitan que sus hijos sean educados en un ambiente de tolerancia y respeto a las diferencias para que nuestros hijos puedan vivir sin ser objeto de ataques por el simple hecho de contar con dos papás.

Los invito a reflexionar sobre estas palabras y a considerar que detrás de cada mensaje que defiende a un solo modelo de familia, hay niños inocentes que pueden salir lastimados por no verse reflejados en sus ideas y por no ser parte de lo que ustedes consideran como FAMILIA.

Atentamente.

Dos papás que buscan lo mejor para su hijo.

Y tú ¿qué opinas?