El director chileno Sebastián Lelio volvió esta semana a la competición de la Berlinale con “Una mujer fantástica“, un retrato de la exclusión social a las personas transgénero, en donde,  la actriz Daniela Vega a modo de “alter ego”, Marina, la mujer a la que, por el hecho de ser trans, se le niega el derecho a dar el último adiós a quien fue su pareja.

Sebastián Lelio regresa cuatro años después a la Berlinale tras el éxito de Gloria.

La cinta se presentó con el mismo éxito que la anterior producción de Sebastián Lelio que también se estrenara en este festival en 2013, Gloria y que fuera ganadora del Oso de Plata a la actriz, Paulina García.

Daniela Vega encarna en esta coproducción chileno-española-alemana a una transgénero a la que la familia del fallecido quiere expulsar de su entorno, ya que en su momento no pudieron evitar su existencia.

“El director chileno Sebastián Lelio y la estrella Daniela Vega le dan a la categoría creciente del drama transexual una nueva y luminosa piedra de toque.” Guy Lodge: Variety

Sobre la protagonista caerán también las sospechas tanto de médicos como de policías, que parten de la base de que algo raro debe envolver la muerte accidental de quien fue su pareja, puesto que, a sus ojos, lo suyo no podía ser una relación de amor o sexo normal. A las humillaciones de quienes dicen cumplir con su trabajo se sumarán las de la familia del hombre con quien compartió Marina un periodo de su vida, más dispuestos a echarla a golpes del funeral que a compartir con ella el duelo por la muerte inesperada.

Lelio, dirigiendo a su actriz Daniela Vega

Lelio opta por dejar sola a su Marina, de sacudida a sacudida, con su rostro atravesado por el dolor, el llanto o la rabia, con apenas algún momento de respiro procedente de una mano amiga.

Chile ha sido una cinematografía de peso en las últimas ediciones en la Berlinale -al éxito de Gloria siguieron en 2015 el Gran Premio del Jurado para El Club, de Pablo Larraín, y el de mejor guión para El botón de nácar, de Patricio Guzmán-.

Con información de EFE.

La actriz Daniela Vega interpreta a una mujer transexual que sufre la pérdida de su pareja.