¡Oh, Narnia! Ese lugar tan oscuro y solitario, pero que nos cobija cuando lo necesitamos. Si, en general, es difícil salir del clóset con nuestra familia y amigos, imaginen lo fuerte que debe ser salir a nivel internacional y en medios de comunicación.

Mucha gente busca la fama y fortuna, sin pensar en las responsabilidades que conllevan. No es así el caso de Rayvon Owen, un chico guapo y talentoso, de familia cristiana que participó en la 14ava temporada del programa estuadounidense American Idol.12310469_953613531375938_1361295475446796883_n

Rayvon llegó a una de las mejores posiciones y en febrero de 2016 sacó su primer sencillo, Can’t fight it“, junto con el video del mismo, donde aprovechó para besar a un hombre y salir del clóset.

El hombre al que besa en el video es Shane Bitney Crone, un activista y cineasta que se hizo famoso por causas bastante tristes. Su prometido y pareja por casi 6 años, Tom Bridgeroom tuvo un accidente y falleció. La familia Bridgeroom no apoyaba que Tom fuere #Homosensual, por lo que se llevó el cuerpo del fallecido y no permitió que Shane participara en los servicios funerarios.

44890_397248220356002_300650743_nDesde ese momento, Shane decidió luchar por los derechos #homosensuales y el #MatrimonioIgualitario, haciendo una campaña en Youtube, comenzando con el video “It could happen to you” (Esto puede pasarte), en el cual narra a historia de su prometido y con la que busca crear conciencia (les dejé el link, pero les advierto que es bellísimo y lloré como Magdalena al verlo). Un par de años después de la pérdida, Shane filmó un documental, Bridgeroom, donde profundiza más en el tema y con el que ha participado, incluso, en festivales internacionales de cine.

Pero hay un final feliz… Rayvon y Shane se conocieron en un evento con respecto al Día Internacional Contra el VIH en Detroit. Platicaron y fue un flechazo (así lo narra Rayvon en su Facebook).

Ahora son una pareja hermosa que, cada uno a su manera, busca ayudar a la comunidad #LGBTTTQ

¿Qué opinas?