SPOILER ALERT, LEA BAJO SU PROPIO RIESGO. Rogue One se acaba de convertir en la primera película de la franquicia de Star Wars en mostrar una pareja homosexual. 

Cuando se estrenó Star Wars Episode VII: The Force Awakens, muchos fans vieron en la relación que Poe y Finn entablaron un cariño que iba mucho más allá de la amistad. Los fans, e incluso los mismos actores de la película, comenzaron a abogar para que esta relación romántica se oficializara como la primera relación homosexual mostrada en las películas de Star Wars. Sin embargo, parece ser que mucho antes de que los caminos de Finn y Poe siquiera se cruzaran (y antes de que su relación fuera negada o afirmada oficialmente), Chirrut Îmwe y Baze Malbus ya estaban viviendo su propia historia de amor en Rouge One: A Star Wars Story, la cual es una historia que une a las dos trilogías de la franquicia al llevarse a cabo entre el Episode III: Revenge of the Sith, y el Episode IV: A New Hope.

Cuando conocemos a Chirrut y Baze, Baze parece asumir el rol de protector de Chirrut, quien es ciego pero cuyo control de la Fuerza, como nos lo demuestra desde el inicio, es tal que, aún ciego, es capaz de ver y sentir más allá de lo que una persona normal podría. En un artículo de opinión, Kyle Buchanan asegura que la relación de estos dos personajes transmite una “vibra de una vieja pareja casada”. Esta vibra se intensifica cuando, en una de las escenas, Baze, quien no comparte la fe en la Fuerza que Chirrut tiene, le asegura que no necesita de la Fuerza siempre y cuando Chirrut esté con él.

Pero es casi hasta el final de la película cuando el momento clave de esta pareja llega. Durante una batalla en el planeta Scarif, Chirrut es la única persona lo suficientemente valiente como para correr a través del fuego enemigo para accionar la palanca que les permitiría comunicarse con la Alianza Rebelde. Chirrut recita el mantra “yo soy uno con la Fuerza, y la fuerza está conmigo” mientras se abre paso hacia el Panel de Control para terminar su misión.

Baze Malbus y Chirrut Îmwe, posiblemente la primer pareja homosexual mostrada en cualquier película de Star Wars
Baze Malbus y Chirrut Îmwe, posiblemente la primer pareja homosexual mostrada en cualquier película de Star Wars

Luego de que completa su misión una explosión deja a este personaje moribundo. Chirrut pasa sus últimos momentos siendo sostenido por Baze. Y mientras Baze lo mira perplejo, Chirrut alza su mano y acaricia una de las mejillas de Baze antes de morir. Una vez que Chirrut ha muerto, Baze se dirige al campo de batalla, abriendo fuego contra el enemigo mientras repite el mantra de Chirrut. Baze muere en batalla, repitiendo el mantra de su compañero, y honorando la filosofía que este último siguió durante toda su vida, filosofía que Baze no apoyó sino hasta que Chirrut se había ido.

Cuando se le preguntó a algunos de los actores qué pensaban sobre la interpretación que muchos fans habían hecho sobre la relación de Chirrut y Baze, todos se mostraron felices de que los fans pudieran ver amor entre estos personajes. Ben Mendelsohn, quien  actúa como el supervisor de la Estrella de la Muerte, Orson Krennic, dijo que, “a la gente le gusta disfrutar estas películas en muchos niveles diferentes, y si la gente la está disfrutando en ese nivel, eso está perfecto”.

“Esto se siente bastante bien, y natural. Estamos en el 2016, es así como se ve el mundo en el 2016. Hoy en día cuando cuentas una historia se la cuentas al mundo entero, sin importar si la gente la está viendo en su casa o en un cine en cualquier parte del mundo. Cuentas una historia, y se la cuentas a todos. Entonces tiene sentido que nuestras historias sean tan diversas como las audiencias que las verán”.

Dijo Riz Ahmed, quien hace de Bodhi Rook en Rogue One.

El director Gareth Edwards, por su parte, dijo que le parecía bueno que la gente interpretara esta relación, pero que habría que preguntarle a los personajes para saber la verdad. Lo que sí reafirmó Edwards, es su creencia de que películas como Star Wars “deberían de reflejar a todo el mundo. Si tienes cosas como robots y peces que hablan en la película, tienes la responsabilidad de al menos representar al resto del mundo”.

Aunque no lo parezca, los personajes LGBT+ en el universo de Star Wars no son una novedad. 

La representación LGBT+ en el universo de Star Wars ha estado evolucionando durante más de una década. En 1997 en la segunda novela de la Trilogía de Han Solo, “The Hutt Gambit“, escrita por AC Crispin, aparece Sarn Shild, quien podría considerarse como el primer personaje LGBT+ del universo de Star Wars. Shild es descrito como una persona “cuya preferencia sexual [sic.] no estaba dirigida a mujeres humanas; a pesar de esto, Shild mantenía una mujer humana llamada Bria Tharen como una pareja falsa. Nunca se confirmó la orientación sexual de este personaje, pero las descripciones de la vida de Shild que muchas personas del público identificaban como “historias de gays dentro del clóset”, lograron que los lectores hicieran sus propias conjeturas sobre la sexualidad de este personaje.

Y así como Shild existen más personajes como Juhani, una cathar lesbiana que aparece en el videojuego del 2004 “Knights of the old republic“; o Gora Beviin, quien aparece en la novela electrónica “Boba Fett: A Practical Man” de Karen Traviss por primera vez, pero no es hasta la novela del 2007 “Legacy of the Force: Sacrifice“, donde se sabe que Beviin está casado con un hombre llamado Medrit Vasur, haciendo de ellos la primera pareja (oficial) homosexual en el universo de Star Wars.

Juhani, una catar lesbiana que aparece en el videojuego "Knights of the old republic" Fanart: kokomiko
Juhani, una catar lesbiana que aparece en el videojuego del 2004 “Knights of the old republic”, al principio un error del juego hacía que Juhani se interesara por ambos sexos, pero se tenía planeado que sólo se interesara por las mujeres Fanart: kokomiko

Poco a poco esta representación de la comunidad LGBT+ que podemos ver en cómics, novelas, e incluso videojuegos de la franquicia, está llegando a uno de sus productos más importantes: las películas; aquellas que llegan tanto a los fans más comprometidos de la franquicia, como a personas que aún no han tenido ningún tipo de contacto con este universo. Esperemos que en producciones futuras se incluyan cada vez más personajes LGBT+ de una manera natural, sin hacer de su sexualidad lo más importante del personaje, pero más importante: oficialmente confirmados como parte de la comunidad LGBT+, algo que en Rogue One prefirió no hacerse para dejar el tema de la relación de Chirrut y Baze “abierto a interpretaciones”, algo que permite que estos personajes representen a la comunidad LGBT+ para algunas personas, mientras que para otras pueden no hacerlo en absoluto, permitiendo que la comunidad LGBT+ siga siendo invisibilizada por interpretaciones que no ven a estos personajes como parte de la comunidad LGBT+.

Y tú ¿qué opinas?