10. Leonardo DiCaprio – J. Edgar

En el biopic dirigido por Clint EastwoodJ. EdgarLeonardo DiCaprio interpreta a John Edgar Hoover el primer Director de la Oficina Federal de Investigación de los Estados Unidos, más conocida como FBI. DiCaprio expresa la represión que vivió Hoover para vivir su homosexualidad, su relación cercana y enfermiza con su madre (Judi Dench), y la relación oculta que mantuvo con Clyde Tols0n (Armie Hammer). Un personaje interesado, mostrado con una actuación poderosa en un cinta que aunque tuvo una dirección interesante, el guión de Dustin Lance Black no fue tan consistente como se requiría.

Hoover guardó los secretos de muchos, incluso el de su propia homosexualidad.

9. Jared Leto – Dallas Buyers Club

Jared Leto nunca había sido un actor importante hasta que demostró a todos su talento interpretativo con Dallas Buyers Club. A una transformación física y vocal espectacular, Leto suma un desgarro emocional y un encanto que hacen adorable al personaje de Rayon, un ser que inspira ternura, compasión y amor hasta en el espectador más duro. Su interpretación le valió el reconocimiento para obtener los diversos premios actorales del 2013 como lo fue el Oscar, el Globo de Oro y el Sindicato de Actores.

Jared Leto demostró que no es sólo una cara bonita en Hollywood

8. Michael Douglas – Behind the Candelabra

Behind the Candelabra es una cinta dirigida para la televisión por Steven Soderbergh basada en el libro que escribió Scott Thomson sobre su relación con el pianista homosexual Liberace. El músico es interpretado por Michael Douglas quién fue reconocido por los Emmy, Globos de Oro y Sindicato de Actores. Douglas realizó la mejor interpretación de su carrera pues le dotó la decadencia necesaria a un ícono de la música, polémico y con una personalidad tan dramática, lejos del retrato y más humanizado. Douglas no sólo le da credibilidad a su papel en diálogos, ademanes y voz, realmente transmite la sensación de ver a una celebridad con todos sus defectos y virtudes.

Douglas se despojó de prejuicios para realizar su actuación más descarnada hasta la fecha…

7. Benedict Cumberbatch – The Imitation Game

Benedict Cumberbatch se mete en la piel de Alan Turing, padre de la informática moderna y pieza clave en el triunfo británico en la Segunda Guerra Mundial tras analizar códigos militares alemanes. En la cinta se expone la homosexualidad del genio el cuál fue perseguido y señalado en el periodo en el que en aquel país no se era permitido serlo. Cumberbatch dota al personaje de intensidad y matices con expresiones puntuales logra transmitir inteligencia, vulnerabilidad, carisma, soberbia, timidez, soledad, dolor…

Una añeja leyenda urbana no verificada – pero verosímil – es que el famoso logo de Apple de Steve Jobs es un sutil y discreto tributo a Alan Turing, quien se suicidó tomando unos bocados de una manzana impregnada de cianuro… ¿Y cuál fue su crimen? Ser homosexual.

6. Colin Firth – A Single Man

En Los Ángeles de 1962, George Falconer (Colin Firth), un maduro profesor universitario británico y homosexual, lucha por encontrarle sentido a la vida tras la muerte de Jim (Matthew Goode), su compañero sentimental. Bajo la elegante dirección de Tom Ford y basado en un texto de Christopher Isherwood, Firth entrega una actuación comedido en su caracterización hace tragar saliva al espectador cuando sus lágrimas aparecen en la primera escena. Sin mediar palabra su escasa gesticulación consigue hacernos olvidar que es el ídolo de la comedia romántica británica.

George (Firth) lleva su inmensa pena grabada en las líneas cansadas de su faz, en la piel que cede a más cosas que la edad.

Y tú ¿qué opinas?