Cuando eres joven y comienzas a descubrir tus sentimientos por esos chicos de la clase de deportes que si bien no sexys pero que despiertan ese sentimiento de querer probar, y cuando llega la noche la opción de cine gay era Canal22.

Escuchar la palabra LOCA en la juventud es sinónimo de gay y cuando escuchas “La Jaula de las Locas” te das cuenta que te tiras en la vida.

Hoy aprovecho este espacio

que me otorga #SoyHomosensual

para hablar de dos pasiones en mi vida

una el cine y la otra los hombres 😉

Hoy a 15 años de su estreno llego a mis manos la edición platinum de “La jaula de las Locas” o como llego en su momento a nuestro país “La Jaula de los Pájaros” que gracias de 20th Century Fox Home Entertainment México puedo recordar cuando la vi por primera vez.

El filme nos cuenta las aventuras de la pareja formada por Armand interpretado por el recién fallecido Robin Williams, y Albert (Nathan Lane) que intentan fingir que son una familia cristiana y tradicional, en lugar de una familia gay y judía, cuando se lo pide Val (Dan Futterman), hijo biológico de Armand fruto de un “desliz” heterosexual de juventud y que ambos han criado juntos, porque se quiere casar con la hija de un senador ultraconservador Kevin Keeley (Gene Hackman). Llaman a la madre (Christine Baranski), del muchacho para completar la comedia el día de la petición de mano, pero cuando no puede llegar debido al tráfico Albert se presenta travestido como la madre de Val.

lajaula-1

De este modo la película se cimenta en una postura que trata de ser respetuosa con ambas posiciones, la que le parece estupenda la homosexualidad y la que tiene serios reparos hacia la misma. Me temo que personalmente me tira más la postura de Keeley que de los Goldman, pero, qué le vamos a hacer, como diría finalmente el propio senador. Y volviendo a Kevin, éste es interpretado por un excelente Gene Hackman que demuestra que es capaz de lidiar el toro que le echen. De hecho, es junto a Agador, el personaje con el que más te ríes.

Es posible que, pese a todo, la película sea criticada por un lado o por otro. Reconozco que la mirada sobre la homosexualidad no deja de ser bastante políticamente correcta y a la vez, quizás estereotipada. ¿Acaso todos los de la acera de enfrente tienen esa pluma, quieren ser artistas o son Drag Queens?. Quizás la respuesta está en que se buscaba resaltar el contraste entre ambas familias, una muy convencional y ortodoxa, y la otra, lo más rara y escandalosa posible.

lajaula-3Sin duda un filme clásico y que despertó en la comedia francesa y americana una semilla de lo que es la convivencia homosexual.

Cada semana los espero con un poco de cine que si bien no todo es perfecto cumple su meta hacernos sonar con un mundo perfecto.