Hace 20 años, Ellen DeGeneres salió del clóset en un capítulo del show Ellen. Les cuento por qué este suceso marcó un parteaguas en la historia.

Yo ubicaba a Ellen DeGeneres porque sabía que era comedianta —sí, la RAE ya acepta la palabra «comedianta» a pesar de lo horrible que se escucha— y que había hecho la voz de Dory en Buscando a Nemo, y porque alguna vez vi The Ellen DeGeneres Show. No estaba al tanto del gran paso que dio esta mujer hace dos décadas, al salir del clóset en una época donde no existía la apertura de la que hoy gozamos.

Foto: Time Magazine

Por supuesto, este acto de valentía tuvo sus consecuencias. Por ejemplo, anunciantes como Coca Cola decidieron no estar presentes en “The Puppy Episode” porque se enteraron de que en ese episodio Ellen iba a decir que era gay; así lo dijo: «I’m gay». ¿Por qué dijo «gay» y no «lesbiana»? Porque la palabra «lesbiana» la incomodaba mucho, quizá porque durante años se ha utilizado no solo para etiquetar a alguien, sino también como insulto. «Hasta hace poco yo odiaba la palabra “lesbiana”. Ya la he dicho lo suficiente entonces ya no me molesta, pero “lesbiana” sonaba como alguien con algún tipo de enfermedad. No me gustaba eso, entonces usaba la palabra “gay” más a menudo», dijo Ellen en una entrevista con la revista Time.

A pesar de que “The Puppy Episode” fue el que más rating tuvo, después de este el show Ellen perdió audiencia y tuvo que cancelarse. Y no solo eso: Ellen no podía conseguir trabajo en ningún lado. Por suerte, después de unos años se hizo justicia divina y ahora todos sabemos del éxito que tiene esta gran mujer que, con perdón de ustedes, tiene muchos huevos.

¡Hay tanto que agradecerle a Ellen DeGeneres! La decisión que tomó hace 20 años, a pesar de poner en riesgo su carrera, fue un parteaguas en la historia. Antes de ella, ninguna mujer se había atrevido a salir del clóset así. ¿Cuántas celebridades, a pesar de que todos sabemos que son gays, no salen públicamente del clóset? Quizá sea por miedo a que esto afecte sus carreras, y no dudo que en muchos aspectos sí sucedería, ya que pocas marcas se atreven a patrocinar o apoyar a gente de la comunidad LGBT. Algunas que sí: Converse, con sus hermosos tenis de la Converse Pride Collection, que nunca llegó a México (carita triste); Levi’s, con su campaña Levi’s Pride, y Doritos, con Doritos Rainbow. Por cierto, ¿se acuerdan que en Guadalajara la campaña Levi’s Pride fue censurada y que un centro comercial quitó el logotipo, el cual tenía los colores del arcoíris? Supongo que por eso muchas marcas son muy cuidadosas, ya que temen que sus ventas bajen por promover lo que algunos aún llaman «actos contrarios a la ley, la moral o las buenas costumbres».

Pero volviendo a Ellen, gracias a que ella se atrevió a salir del clóset en su programa de TV —y también en la revista Time—, abrió camino para que, cuando otras celebridades lo hagan, ya no sea nada del otro mundo. Porque después de todo, si eres gay, ¿qué más da? No sé ustedes pero yo creo que ser gay no tiene nada de especial.

Como suelo decir, aún falta mucho por hacer, pero creo que vamos por buen camino. Y con más personas como Ellen, estoy segura de que las cosas seguirán mejorando. ¡Gracias, querida Ellen DeGeneres!

Que viva el amor.

Mira el episodio en el que Ellen sale del clóset