Prayers for Bobby cuenta la historia de Bobby Griffith (Ryan Kelley), es un adolescente gay que se suicida debido a la intolerancia religiosa de su madre (Sigourney Weaver), una fanática cristiana. Después de la tragedia, la madre se replantea su escala de valores y su posición ante la homosexualidad. Esta película para la televisión está basada en el libro homónimo “Prayers for Bobby”  de Leroy Aarons, que se basó a su vez en un suceso real ocurrido en los años setenta.

descarga

Lamento no ser

el pequeño y perfecto

Bobby que siempre quisiste

que fuera,

pero no puedo disculparme por eso.

Acéptame como soy y olvídame

(Bobby Griffith)

La madre del joven Bobby, interpretada por la notable Sigourney Weaver, es una buena señora de creencias evangélicas fundamentalistas que no puede asimilar la verdad de que su hijo es homosexual. A partir de ahí, el drama va creciendo, hasta llegar a la tragedia. Y la tragedia dará paso al descubrimiento, a la transformación y a la solidaridad.

El filme solo dejará frío a alguien que sea de piedra. Cualquier ser humano mínimamente sensible no podrá distanciarse de la intensidad y profundidad del drama que nos presenta. Tiene un equilibrio notable, incluso cuando se vuelve altamente emotiva. El formato televiso a veces puede hacer que historias tan crudas puedan convertirse en melodramas aboslutos, sin embargo, esta película logra mediar muy bien este inconveniente y con naturalidad la historia es un excelente apoyo para hacer reflexionar.

– Mary: Reverendo , la Biblia dice que la homosexualidad

es un pecado penado con la muerte ¿Cree en eso?

– Reverendo: Hay otras interpretaciones de la Biblia para eso.

– Mary: Mi hijo era gay y se suicido

¿Hay otras interpretaciones para eso?

Más allá de las creencias,  nos hace anhelar el día en que la aceptación, la comprensión, el amor en el sentido más pleno la palabra, hagan posible que historias como estas no tengan que suceder. Nos hace desear, y cuánto, un mundo más verdaderamente humano, donde nadie sea excluido y humillado por la sencilla e inexorable razón de ser lo que es.

Yo sé ahora por qué Dios no sanó a Bobby.

Él no lo sanó porque no había nada en él  

(Mary Griffith)

tumblr_mgf0s0U57h1rl8qmyo1_500