Muchos de nosotros creímos alguna vez en el “ratón de los dientes”, Santa Claus o incluso en ese Dios de la religión que intentaron inculcarnos, y que a través de los años hemos olvidado, o bien, sustituido por la ciencia, la tecnología, el dinero, celebridades, etc.

Pero ¿qué pasaría si de pronto te enteras que esas antiguas creencias, quieren recuperar su lugar en el mundo y te han elegido para ayudarles?

Bueno, pues algo muy similar ocurre en la narrativa de American Gods, la nueva serie del canal estadounidense Starz que ha adaptado a la pantalla chica la novela de fantasía escrita por Neil Gaiman y publicada por la editorial Harper Collins.

¿De qué trata?

Esta obra narra la historia de Shadow Moon, un misterioso hombre encarcelado por robar un banco, y al que pondrán en libertad días antes de cumplir su sentencia completa, al enterarse de la desafortunada muerte de su esposa Laura y su mejor amigo en un accidente automovilístico.

Ya en libertad y de camino al funeral de su esposa, conoce a un misterioso hombre que se presenta como Sr. Miércoles y quien misteriosa e inquietantemente sabe demasiado de la vida de Shadow.

A partir de aquí, la vida de Shadow cambiará radicalmente pues es contratado como guardaespaldas del misterioso Sr. Miércoles, quien es nada menos que la encarnación del antiguo dios Odín de la mitología nórdica y quien utilizará a Shadow para buscar a otras deidades olvidadas, con el fin de juntos ganar la guerra en contra de los dioses modernos manifestados por medio de la tecnología y que creen que no hay lugar en esta vida para los antiguos dioses.

De esta forma, Shadow irá descubriendo que todos los viejos dioses en los que la humanidad ha creído están vivos y su misión será encontrarlos, mientras ejerce de mediador entre los dioses modernos y antiguos.

Si eres fan de las historias fantásticas, no puedes dejar de leer esta obra literaria mientras llega la adaptación a serie televisiva, estrenada ya el pasado abril y la cual, además de ser un buen ejemplo de varios temas de importancia hoy en día: la migración, racismo y la religión, también contendrá, según su director Bryan Fuller, la escena sexual más explícita entre gays, nunca antes vista en TV y realizada por dos musulmanes, uno de ellos personificando una deidad, lo cual parece algo bastante polémico.

La primera temporada cuenta con 8 capítulos, que equivalen a tan sólo una pequeña parte de la novela, por lo que hay material de sobra. Y si prefieres verla antes de leer esta gran novela fantástica (no tan recomendable, aunque cada quien), en Prime Video, la plataforma de streaming de Amazon ya está disponible.