Homosensuales, sigamos hablando de divas. ¡NO! Todavía no hablo de Britney, ni de Adele, ni de Thalía. Espero hayan leído mi primera parte “A la diva no la hacen los diamantes ni la estola“. Si así fue, entonces ya saben que a una diva de verdad no la adornan joyas ni se pasea en yate o jets privados. Este título se gana con trayectoria y premios que hablan por sí mismos, por interpretaciones y talentos que nos dejan sin palabras. Las siguientes divas no se han escondido tras docenas de bailarines, humo y escenarios más cargados que una iglesia barroca, y mucho menos han recurrido al auto-tune (no es que no disfrute a algunas de las divas que lo hacen hoy en día, y no digo nombres para no herir susceptibilidades, pero hay que reconocer al talento cuando lo hay en realidad).
La Bombshell por excelencia, Marilyn Monroe, debe estar en el pedestal de nuestras divas de ayer, hoy y siempre. Norma Jeane Mortenson ha sido inmortalizada, primeramente por su propio trabajo, y después de su muerte en incontables ocasiones, desde Smash hasta gifs. mmEste símbolo sexual sigue siendo controversial: muchos aseguran que no tenía talento real, que su fila de galanes (incluyendo el mismo John F. Kennedy) le daba una imagen promiscua, que degrada la figura femenina, o lo contrario, que las esqueléticas modelos actuales deben ser, como esta diva, más voluptuosas. No obstante, un mar de gente ya quisiera tener la mitad de la contribución al medio del espectáculo y la influencia mundial que esta mujer tuvo, y por lo mismo, se le debe una ovación de pie que sigue hasta nuestros días. Si Madonna hace en un video suyo una parodia tuya, algo habrás hecho bien.
 
Durante mucho tiempo se ha hecho gran escándalo por tres obras musicales en particular: Víctor Victoria, Mary Poppins y The Sound of Music. tumblr_lsdv4v3vib1r3gtumo1_1280Todas las mentes jóvenes que están leyendo estas palabras (y uno que otro despistado ya más entrado en años) han de saber que todos estos musicales tienen un ícono en común: la gran Julie Andrews. Esta admirable diva no sólo estuvo en las películas de todas estas producciones, sino en decenas más como The Sound of Music. Su belleza y dulzura no recaen únicamente en sus personajes, su voz y su físico, sino también en la persona de carne y hueso cuando apagan los reflectores y las cámaras. Sus roles nos han hecho sentir un vértigo de emociones: ha interpretado a una mujer que interpreta a un hombre que interpreta a una mujer (sí, así), ha sido la adorable abuela, reina y hasta hada madrina de una patito feo, y hasta My Fair Lady, que han resultado en una carrera con premios, como diría mi mamá, “pa´ventar pa´rriba”.
 
Annex - Taylor, Elizabeth (Cleopatra)_01Elizabeth Taylor Hilton Wilding Todd Fisher Burton Burton Warner Fortensky (y tú que creías tener muchos exes), mejor conocida como Liz Taylor, es indudablemente uno de los mayores talentos de la historia de Hollywood, y una de nuestras divas más queridas y bellas (comenzando por sus indescriptibles ojos color violeta). Premios Oscar, Globos de Oro, BAFTA y hasta una condecoración especialmente otorgada por la Reina Elizabeth II son el mejor resumen de la carrera de esta mujer que nos dejó conmocionados en ¿Quién le teme a Virginia Woolf? Solamente una verdadera diva era capaz de interpretar a la Reina del Nilo, Cleopatra, la película con más cambios de vestuario para un solo personaje en la historia del cine (y con suficiente duración para que cupieran todos esos vestidos). Por si no fuera suficiente, fue una gran activista que defendió, por ejemplo, causas como la lucha contra el sida, y hasta la King Charles Spaniel de Charlotte York fue bautizada en honor de esta mujer.
 
Otra diva que igualmente encarnó a la cenicienta Eliza Doolittle fue nada más y nada menos que Audrey Hepburn. Esta actriz Belga-Británica de la época de oro de Hollywood tiene de la misma forma una fila de premios en su haber. audrey_hepburnNo obstante, probablemente el tesoro más preciado que guarda la cultura pop de esta diva es su imagen como Holly Golightly, la protagonista de la película basada en la obra original de un gran homosexual, Truman Capote: Breakfast at Tiffany´s. Su belleza natural la hizo además un ícono de la moda que perdura hasta nuestros días, y su belleza interior se percibió gracias a sus grandes colaboraciones con UNICEF.
 
Finalizaré con un titán artístico que aún da de qué hablar: aquellos que hayan visto Burlesque por solamente Christina Aguilera cometieron un gran error (probablemente no es su culpa, se entiende si son jóvenes, pero no se justifica). Cher sólo puede definirse con una palabra: Cher. Volveré a parafrasear a la comediante Kathy Griffin, quien afirma que Cher es tan grande que cuando le escribes una carta, sólo pones “Cher, California”, porque tiene su propio código postal, ya que es como escribir “Santa Claus, Polo Norte”, y la carta llega. CherHacer una lista de sus premios, la gente con la cual ha compartido crédito y sus logros para la industria del entretenimiento nos llevaría una nota completa. Además es madre de uno de los activistas trans más representativos, Chaz Bono. Es una de las divas idolatradas por Drag Queens por excelencia, y cada vez que escuchamos en nuestras kikis las palabras “Do you believe in life after love?” con esa voz única, no podemos evitar que nuestros corazoncitos homosensuales exploten como el cielo del Zócalo en 16 de septiembre.
 
Como conclusión, la próxima vez que le quieran decir diva a Kim Kardashian, Victoria Beckham o a la housewife de algún show de reality, por favor piensen dos veces antes de hacerlo, ya que, desde mi muy personal punto de vista, hay títulos que se ganan con el sudor de la frente. A nosotros no nos gusta que nos digan mayates ni puñales, así que creo que también Liz T. se ofendería mucho si se le dice diva a Paris o a alguna otra famosa por el simple hecho de serlo. Todos tenemos a nuestra favorita, y sin importar si es Billie Holiday, Gloria Gaynor o Jayne Mansfield, lo importante es seguirlas recordando. Y ahora a cantar “The hills are alive…”

Y tú ¿qué opinas?

Publicidad