Uno de los personajes que más me interesó de la serie de Netflix 13 Reasons Why fue Courtney Crimson, la chica closetera que hace hasta lo imposible por ocultar su sexualidad.

Nota del Editor: Este artículo contiene Spoilers de la serie “13 reasons why”… advertidos están.

Courtney Crimson, interpretada por la actriz Michele Selene Ang, es una de las trece razones por las que Hannah Baker (Katherine Langford) se suicida, ya que para evitar que el resto de los alumnos se enteren de que ella es gay, inventa el rumor de que Hannah lo es para así cuidar su reputación.

Es curioso que Courtney sea tan closetera, primero porque es hija de una familia homoparental compuesta por dos hombres. Cualquiera podría pensar que si tienes dos papás gays no tendrías problema en decirles que tú también lo eres, pero para Courtney no es tan sencillo.

El beso de Courtney Crimson y Hannah Baker / Foto: Youtube

Courtney es la típica chica buena onda e inteligente que se lleva bien con todos. Cuando Hannah le cuenta que hay un acosador siguiéndola y tomándole fotos, Courtney se ofrece a ayudarla a dar con él. Por esta razón Courtney se va a dormir a casa de Hannah y, cuando están en el cuarto, se les ocurre jugar verdad o reto, un juego que para mi gusto solo sirve como excusa para besuquearte con alguien o enterarte de los secretos de la gente. Tal cual, Courtney reta a Hannah a que le dé un beso y, bajo la excusa del juego, Hannah lo hace, las chicas se besan y justo en ese momento aparece el acosador y clic: les toma fotos en el acto.

Después de que Courtney se da cuenta de que el acosador les tomó fotos huye de casa de Hannah y termina inventando que Hannah es lesbiana, con el fin de desviar la atención hacia ella y no levantar sospechas. Creo que hay mucho que aprender de este personaje.

1. Si eres closetera, puedes hacer cosas deplorables.

Con tal de que nadie se entere, Courtney inventa un rumor, haciéndole la vida aún más difícil a Hannah, quien ya de por sí lidiaba con otro tipo de rumores sobre su persona. Creo que es muy nefasto inventar algo sobre alguien más. Se me hace algo bastante ruin. Si Courtney se hubiera aceptado, nada de esto habría sucedido y Hannah Baker seguiría viva (en la serie, claro).

2. Tarde o temprano la verdad sale a la luz.

Aunque Courtney hace todo por impedir que la gente se entere, al final tiene que confesarle la verdad, primero, a uno de sus papás. Yo opino que solo es cuestión de tiempo para que las cosas se sepan, así que si no es hoy, será mañana o pasado o en tres años o en trece. Por supuesto, muchas personas aún tienen conflicto con salir del clóset por miedo a ser víctimas de bullies o ser juzgadas. Mi consejo: valor.

3. Ser gay no tiene nada de malo y no hay por qué ocultarlo.

Es válido no querer hacer pública tu preferencia sexual, pero al mentir y echarle la bolita a Hannah, Courtney claramente está demostrando que está avergonzada de quien es. Hay que recordar que ser gay no tiene nada de malo; al esconderlo y negarlo así, pareciera como si Courtney hubiera cometido un crimen o algo terrible. Y no.

4. No hay que ser patanas.

Courtney Crimson, la personaje closetera de 13 Reasons Why / Foto: Tumblr

El día después del beso Courtney trata con bastante desprecio a Hannah; de hecho la evita porque está asustada de que el acosador tenga fotos de ella besándose con otra mujer y le aterra que la gente descubra que es lesbiana. Desde ese día se aleja completamente de Hannah y actúa como si no la conociera. Se vale besarse con alguien y luego ya no querer nada, pero no hay que ser patanas, chicas. No hay por qué tratar mal ni desconocer a la gente, mucho menos inventar rumores de esta índole, cuando claramente la única lencha en esa historia era Courtney y no Hannah.

En fin… aquí les dejo el dicho beso.

Confiesen: ¿qué es lo más despreciable que han hecho con tal de mantenerse bien encerraditas en el clóset?