Imagen de Portada: Hemlock 422 – Devianart

Universidades homofóbicas en México han decidido que es importante mostrar su postura sobre el matrimonio igualitario, llamándolo un acto que daña a la institución del matrimonio.

La Comunidad UPEP es grupo de universidades nacido en la lucha por la defensa de los principios de la fe católica, y de la autonomía y dignidad universitaria. Estas universidades son privadas, por lo que no son laicas, y todas tienen una gran influencia católica.

En un comunicado dejan claro que este grupo no está de acuerdo con promover el matrimonio igualitario, y es que creen que el “matrimonio  natural” solo es algo entre un hombre y una mujer. Así que si las parejas del mismo sexo se quieren casar “no lo llamen matrimonio”. “Distinguir no es Discriminar”, solo es hacer diferencias, y es que aprobar el matrimonio igualitario sería un daño hacia la institución del matrimonio según esta comunidad.

 Aqui les dejamos el comunicado para que nos digan ustedes qué piensan.

*Inicio del comunicado*

Pronunciamiento universitario respecto de la iniciativa presidencial sobre “matrimonio igualitario”

“Universidades e Instituciones de Educación Superior exponemos a la sociedad nuestro punto de vista en relación a la iniciativa de ley sobre matrimonios igualitarios, con el genuino afán de contribuir al fortalecimiento de la pluralidad y la democracia en nuestro país.

En los tiempos aciagos que vivimos hoy en día, nos sentimos seriamente comprometidos con la regeneración del tejido social tan lastimado por la violencia, la corrupción, la impunidad, y los atropellos a los derechos humanos.

Consideramos, sin reserva alguna, que el respeto a la vida y dignidad de cada ser humano es un valor fundante y esencial para la convivencia social. Nadie debe ser objeto de desprecio o discriminación en razón de raza, credo o preferencia sexual.

Asumimos que, para construir juntos una mejor sociedad bajo los principios de participación y de gobernanza, todas las voces deben ser escuchadas. Consecuentemente pedimos que en el tema de los llamados matrimonios igualitarios, la ciudadanía sea ampliamente consultada; que se promuevan foros para el diálogo y que se atienda a los que la antropología, la ética, las ciencias sociales y de la salud aportan al respecto.

Estimamos que la reforma propuesta, al promover que las uniones de parejas del mismo sexo sean jurídicamente equiparables al matrimonio, provocaría una discriminación regresiva hacia una institución que por la naturaleza y sentido común, solo tiene cabida entre la unión entre hombre y mujer.

Distinguir no es discriminar. No vemos que esté justificada la supuesta incompatibilidad entre el reconocimiento legal para el matrimonio natural y otras formas legales apropiadas para las uniones de parejas del mismo sexo, ni que se deba considerar la diversidad como discriminatoria. Por el contrario, nos parece más justa una legislación que permita convivir con la riqueza de la pluralidad, y no sucumbir ante la imposición de una uniformidad forzada.

Construyamos juntos una legislación que garantice los derechos de todos: los de las parejas del mismo sexo para proyectar la vida en común en las llamadas sociedades de conveniencia u otras semejantes; y los derechos del matrimonio y de la familia. En vez de ignorar o lastimar las convicciones y el aprecio de la ciudadanía por estas instituciones, generemos condiciones para que cada una despliegue su potencial en aras de aportar lo mejor de sí para la persona y la sociedad.

Hay muchas preguntas, y la búsqueda de respuestas a todos nos concierne: ¿Qué sociedad nos imaginamos? ¿Cómo queremos enfrentar los retos que tenemos los mexicanos? ¿Qué modelos de familia, matrimonio comunidades y educación queremos inspirar y promover?

Reiteramos que el respeto a los derechos fundamentales de todos debe ser el principio-guía del diálogo entre la ciudadanía y el gobierno, lo cual supone no inventar “derechos humanos” al margen de la naturaleza, que a su vez conculcan o distorsionan otros derechos.

Finalmente, en congruencia con la misión universitaria de buscar la verdad y la unidad desde la diversidad, ofrecemos contribuir con las mejores aportaciones de nuestras comunidades, así como propiciar espacios para el encuentro y diálogo con miras de generar propuestas sólidas y pertinentes, encaminadas a lograr la efectiva construcción del bien común de nuestro querido México.

Por la búsqueda de la unidad de lo esencial, desde el respeto a la diversidad mexicana.

Instituto de Estudios Superiores de Tamaulipas

Universidad del Pedregal

Instituto Irapuato

Universidad del Tepeyac

Normal La Paz de Veracruz

Universidad Don Vasco

Normal Superior Juana de Asbaje

Universidad Intercontinental

Universidad Anáhuac Mayab

Universidad Latina de México

Universidad Anáhuac México Norte

Universidad Motolinía del Pedregal

Universidad Anáhuac México Sur

Universidad Pontifica de México

Universidad Anáhuac Puebla

Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla

Universidad Católica de Culiacán

Universidad Salesiana de México

Universidad Cristóbal Colón

Universidad Vasco de Quiroga”

*Fin del comunicado*

¿Cómo ven?