La administración de Donald Trump ha decidido arremeter contra un grupo de la comunidad LGBT+, los estudiantes trans antes protegidos por Obama.

Ayer por la tarde el presidente de los Estados Unidos,  Donald Trump,  despojo oficialmente a los estudiantes trans, de la protección que el gobierno de Obama les había brindado. El pasado Mayo, Obama invito a la escuelas públicas en el país a permitir que los estudiantes trans pudieran usar las instalaciones correspondientes a su identidad de género.

Después de esto la Casa Blanca también declaró que no se dejará desamparados a estos estudiantes pero hasta ahora no existe ninguna otra propuesta para defender sus derechos. Durante el gobierno de Obama, 12 estados se negaron a seguir la orden que protegía a los estudiantes trans, entre ellos Carolina del Norte.

“La decisión conjunta tomada hoy por el Departamento de Justicia y el Departamento de Educación de devolver a los estados el poder abre el camino para un proceso abierto e inclusivo a tener lugar a nivel local con la cooperación de padres, estudiantes, maestros y administradores.”

Declaración de la Casa Blanca.

Donald Trump con Betsy DeVos.

La Secretaria de Educación, Betsy DeVos, se había opuesto previamente a revocar la protección a los estudiantes trans en las escuelas, declarando que “esto no es meramente un mandato federal, sino una obligación moral que ningún  individuo, escuela, distrito o estado puede abdicar”. Después de ser citada a la Casa Blanca, DeVos cambio de opinión.

Estados como Texas ya han comenzado planear una ley como la que se aprobó en Carolina del Norte que prohibe a las personas trans utilizar baños y vestidores públicos correspondientes a su identidad de género. Si la decisión de proteger a estos estudiantes queda en manos de los estados, parece que lo más probable es que los estudiantes queden completamente indefensos.