Se acaba de aprobar el decreto legislativo 1323 en Perú, lo que permitirá, entre otras cosas, tipificar los crímenes de odio contra la comunidad LGBT+. 

Ya se habían presentado antes ante el congreso peruano propuestas para tipificar crímenes de odio contra la comunidad LGBT+. Una de las primeras propuestas presentadas fue en 2011, con el congresista Carlos Bruce, la cual fue rechazada cuando se debatió en el Pleno del Congreso. Igualmente, el Proyecto de Código Penal del 2015 buscaba incluir tanto a la identidad de género como a la orientación sexual como factores que podrían ser causantes de un crimen de discriminación, sin embargo, estos dos factores volvieron a ser rechazados en el congreso. Luego del rechazo de ambas propuestas, en el Código Penal de Perú se quedó estipulado que una circunstancia agravante de los delitos es la ejecución “por motivos de intolerancia o discriminación de cualquier índole”, lo que le daba la opción a cada juez de decidir si un crimen por homofobia o transfobia era considerado como discriminatorio.

Afortunadamente, esto acaba de cambiar luego de que el Decreto Legislativo 1323 haya sido publicado por el Ejecutivo. Este decreto, el cual fue publicado el pasado 6 de enero, y entró en vigor al día siguiente, busca modificar tanto el artículo 46, el cual se refiere a las circunstancias de atenuación y agravación; como el artículo 323, que se refiere a la discriminación y a la incitación a eta misma. Ahora, en ambos artículos se puede leer que tanto la orientación sexual como la identidad de género se han unido a la lista de factores (como origen, raza, religión, sexo, etc.) que pueden ser circunstancias agravantes cuando estos factores hayan sido la razón por la que los crímenes de odio fueron ejecutados.

“El que, por sí o mediante terceros, realiza actos de distinción, exclusión, restricción o preferencia que anulan o menoscaban el reconocimiento, goce o ejercicio de cualquier derecho de una persona o grupo de personas reconocido en la ley, la Constitución o en los tratados de derechos humanos de los cuales el Perú es parte, basados en motivos raciales, religiosos, nacionalidad, edad, sexo, orientación sexual, identidad de género, idioma, identidad étnica o cultural, opinión, nivel socio económico, condición migratoria, discapacidad, condición de salud, factor genético, filiación, o cualquier otro motivo, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de dos ni mayor de tres años, o con prestación de servicios a la comunidad de sesenta a ciento veinte jornadas. Si el agente actúa en su calidad de servidor civil, o se realiza el hecho mediante actos de violencia física o mental, a través de internet u otro medio análogo, la pena privativa de libertad será no menor de dos ni mayor de cuatro años e inhabilitación conforme a los numerales 1 y 2 del artículo 36”.

Se puede leer en el artículo 323.

Pedro Pablo Kuczynski, presidente de Perú y quien aprobó el Decreto Legislativo 1323, que permite, entre otras cosas, tipificar los crímenes de odio en contra de la comunidad LGBT+

Pedro Pablo Kuczynski, presidente de Perú y quien aprobó el Decreto Legislativo 1323, que permite, entre otras cosas, tipificar los crímenes de odio en contra de la comunidad LGBT+

A pesar de que este Decreto Legislativo ya haya entrado en vigor, de acuerdo al artículo 90 del Reglamento del Congreso, este Decreto aún tiene que ser sometido a votación ante el Congreso de la República, el cual puede ya sea darle el visto bueno, recomendar su modificación o recomendar su derogación. Este proceso debe de ser llevado a cabo en máximo 10 días después de que el Decreto haya sido publicado, por lo que pronto sabremos si el Congreso nuevamente evitará que los crímenes de odio contra la comunidad LGBT+ sean considerados discriminatorios y puedan ser correctamente tipificados.

 

¿Qué opinas?