La Suprema Corte de Chile ha ordenado a una clínica que se respete la identidad de género de una niña trans. 

Hace algunos meses, los padres de una menor de cinco años trans acudieron a la Clínica Alemana de Santiago, Chile, para solicitar que se modificase la ficha clínica de la menor para que reflejase su nombre e identidad de género correctos. La clínica se negó a hacer esto alegando que su negativa fue “en respuesta a un análisis respetuoso y acucioso, tanto respecto de la persona del menor como de sus padres”. Dijeron además que el cambio fue negado para evitar una “confusión de ninguna especie”, y finalizaron diciendo que el cambio no podía ser hecho debido a que éste todavía no se veía reflejado en el Registro Civil, por lo que la menor seguiría teniendo el género y el nombre anterior a su transición en los registros del hospital.

Los padres de la menor decidieron acudir a la corte para poder hacer válida la nueva identidad de la menor. El pasado 6 de octubre se dió el primer fallo por parte de la Corte de Apelaciones de Santiago, la cual instruyó a la Clínica cambiar los datos en la ficha clínica de la menor. Este primer veredicto se había hecho siguendo lo que la Constitución, además de diferentes tratados internacionales en derechos humanos, y la Convención del Derechos del Niño, dictaminaban.

“El capítulo III de la Carta Fundamental, en su artículo 19 establece los derechos y deberes constitucionales de igualdad ante la ley, la igual protección de la ley en el ejercicio de sus derechos, el respeto y protección a la vida privada y a la honra de la persona y su familia, entre otras garantías”

Se leía en el primer veredicto.

Leonor Etcheberry, uno de los miembros del Tercer Tribunal de la Corte Suprema

Leonor Etcheberry, uno de los miembros del Tercer Tribunal de la Corte Suprema

Esa primera sentencia fue reiterada el pasado 15 de noviembre por la Tercera Sala de la Corte Suprema, la cual aseguró que la razón que la Clínica había dado para no cambiar los datos de la menor era “infundada, especialmente si se tiene en cuenta que la referida inscripción sólo tiene un sentido de publicidad, la que en caso alguno puede prevalecer sobre la dignidad de la persona, el interés superior del niño, y la garantía constitucional de la igualdad”. Y afortunadamente, las modificaciones correspondientes a los documentos de la menor ya han sido realizadas por parte de la Clínica.

Diferentes activistas pro-LGBT han celebrado este fallo de la corte, y han dicho que esto servirá para acelerar el proceso de creación y aprobación de la ley de identidad de género en Chile.

“Es un fallo contundente, y que servirá para la discusión del proyecto de identidad de género, donde sectores conservadores se están negando a reconocer la posibilidad de que los menores de edad cambien su nombre a través de un procedimiento en el tribunal de familia”

Aseguró Rolando Jiménez, vocero del Movimiento de Liberación Homosexual (Movilh).

Esperamos que este caso sirva para que en todo el mundo se creen mejores leyes que protejan y velen por los derechos humanos de todas las personas, especialmente de las personas trans que son la parte de la comunidad LGBT+ que más discriminación sufre. De la misma manera, esperamos que este caso sirva para informar a la gente sobre lo que es la identidad de género, y la diversidad que existe en todos los aspectos humanos.