El día de hoy, el periodista Nico Hines del Daily Beast en Londres, publicó un polémico artículo llamado Conseguí tres citas en Grindr en tan sólo una hora en la Villa Olímpica, donde proporciona detalles acerca de los atletas con los que chateó, a los cuales la gente podría identificar fácilmente. En el artículo en cuestión, Nico Hines hace referencia a cada una de las categorías e incluso nacionalidades de atletas que pudo contactar entre las cuales se encuentran un jugador de voleibol, nadador que posee un récord y un clavadista entre otros. Lo verdaderamente polémico del asunto no es que existan atletas en Grindr buscando encuentros, hacer amigos, etc.; sino más bien el exponerlos públicamente, pues muchos de ellos podrían estar aún en el clóset por diversas razones, todas muy respetables.

EEib1cju

Nico Hines, editor del Daily Beast en Londres.

Nico Hines es heterosexual, está casado y tiene hijos; y asegura que nunca mintió acerca de quién era en la famosa app, puso su foto real e incluso confesó ser un periodista cuando le preguntaban quién era. No obstante, el trabajo que quiso realizar el periodista puede resultar contraproducente para aquellos que no están listos para salir del armario o no pueden hacerlo por diversas razones. De hecho una de las molestias de la gente es que parece haber mencionado detalles que pueden llevar a identificar a un atleta proveniente de un país homofóbico.

Es por estas razones que la gente en redes sociales han tachado al artículo y al propio periodista de homofóbico, otros de irresponsable e incluso algunos, con los que en lo personal concuerdo, dicen que es un artículo peligroso.

cd09a9e1fa4ee17c4d8a23be208b806bY si bien, a muchos nos encanta saber acerca de atletas que salen del clóset, conocer sus historias, etc., creo que salir del clóset es una decisión muy personal como para que un tercero lo haga por ellos con base en un “artículo periodístico”.

En respuesta a los comentarios de las personas, el editor en jefe del Daily Beast decidió editar el artículo original, remover las nacionalidades de los atletas, ofrecer una disculpa y cambiar el titular a: “El otro deporte olímpico en Rio: Swiping”, sin embargo, el daño puede estar ya hecho.

¿Ustedes qué opinan sobre el periodismo peligroso?