Durante la marcha del orgullo en la ciudad de Manchester en Reino Unido, algunos activistas se han manifestado pidiendo por los derechos trans y de personas gay en prisión.

Foto de Joel Goodman

Foto de Joel Goodman

Estos activistas intentaron detener la marcha del Orgullo en Manchester, como protesta por el maltrato que existe dentro de las prisiones hacia la comunidad LGBT+; por ejemplo que las personas trans son recluidas en prisiones que no corresponden a su identidad de género, y como la comunidad gay y lesbiana es tratada de manera deplorable durante sus sentencias.

Jess Bradley uno de los activistas por los derechos trans de este sábado, menciono como le parece absurdo que se le permita a la policía marchar en la marcha, si ellos son parte de la discriminación y persecución que existe hacia la comunidad LGBT. Hace 30 años la comunidad LGBT+ en Manchester era perseguida y discriminada de manera regular y hoy se ha convertido en uno de los desfiles mas grandes para la comunidad LGBT+

Durante el desfile dos policias se detuvieron a medio camino para integrarse al espíritu del orgullo y se besaron, lo que nos muestra una sociedad mas abierta, y sin duda nos recuerda lo sucedido en Londres donde un policía le propuso matrimonio a su novio.