El Ministerio de Salud de Perú emitió una resolución que permite a las mujeres trans recibir atención médica integral en los centros de salud de todo el país. 

Fue el pasado 23 de diciembre cuando el Ministerio de Salud (MINSA) publicó en el diario oficial El Peruano, la resolución ministerial N°980-2016/MINSA. Esta nueva resolución tiene como finalidad asegurar que las mujeres trans de todo el país puedan recibir atención de salud integral gratuita, haciendo especial énfasis en aquellos tratamientos de prevención y control de las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), así como del VIH/SIDA. Y para lograr esto, dentro de la resolución se encuentran determinadas las intervenciones sanitarias, los procesos, y las estrategias (todos guiados por un enfoque de género, interculturalidad y respeto a los derechos humanos) que se usarán para contribuir a la disminución de las ITS, y el VIH/SIDA.

De la misma manera, esta resolución busca inculcar un ambiente de respeto y tolerancia hacia la comunidad trans haciendo obligatorio que todos los trabajadores de los centros de salud sean educados y sensibilizados sobre la comunidad trans, para que de esta manera puedan brindarle atención sin discriminación ni prejuicios a las mujeres trans que lleguen a estos establecimientos. De igual manera, se les ha recomendado a los centros de salud que permitan a los pacientes elegir el nombre, género, y pronombres que prefieran usar para su historial clínico. Finalmente, en cada institución se deberá de contar con personal capacitado para brindar ayuda psicológica y emocional a los pacientes trans que lo necesiten.

La N°980-2016/MINSA es la primera resolución aprobada por el Ministerio de Salud que busca apoyar específicamente a la comunidad trans femenina del país

La N°980-2016/MINSA es la primera resolución aprobada por el MINSA que busca apoyar específicamente a la comunidad trans femenina

Finalmente, dentro de todos los centros de salud, los pacientes trans recibirán consejería sobre métodos cosméticos, hormonales, quirúrgicos, así como cursos sobre salud sexual, y prevención de ITS. Además, también se les brindará terapia hormonal gratuita, siempre y cuando cumplan con los requisitos de: ser mayor de 18 años, tener la facultad mental para tomar una decisión plenamente informada, aceptar ser partícipe de este tratamiento y, por último, pasar por una evaluación psicológica realizada por un profesional de la salud.

Se espera que con esta nueva resolución se logre mejorar la calidad de vida de la comunidad trans femenina en el país, la cual ha sido una de las más afectadas por la epidemia de VIH que se ha sufrido en el país. Y, de la misma manera, se espera que con la información y los cursos de sensibilización que tienen que ser impartidos a todo el personal de estos centros de salud, la comunidad trans comience a dejar de ser invisibilizada, discriminada, y violentada, y sus derechos humanos sean totalmente respetados.