El candidato del PRI/PES/Partico Verde a la gubernatura del Estado de México, Alfredo del Mazo, declaró en una entrevista radiofónica estar en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo y la adopción por parte de estas parejas.

Del Mazo

Esta es la primera vez que el candidato expresa su posición en este tema. Del Mazo va empatado en las encuestas con la candidata de MORENA, Delfina Gómez quien a su vez, ha dicho que de llegar a la gubernatura, pondría a consulta popular el tema del matrimonio igualitario, postura similar a la del presidente de su partido, Andrés Manuel López Obrador.  Someter a plebiscito los derechos que tenemos como humanos NO ES estar a favor.

Diversas organizaciones con trabajo en diversidad sexual han cuestionado a Delfina sobre su posición debido a que el Movimiento de Regeneración Nacional incluye en sus estatutos la defensa de los derechos de la población LGBT, además de que dicho partido tiene una Comisión de Diversidad dentro de su estructura.

La candidata situada en el tercer lugar de las encuestas, la panista Josefina Vásquez Mota, no ha expresado su opinión sobre el tema, sin embargo su partido es el que se ha opuesto al matrimonio igualitario en todos los espacios de gobierno y legislativos. No así el candidato del PRD, Juan Zepeda, que es el único que abiertamente ha apoyado los derechos LGBTI como lo dejó en claro durante el debate de candidatos que se llevó a cabo la semana pasada.

La oposición de Del Mazo coincide con la postura que la mayoría de priístas tiene a nivel nacional. No olvidemos que el año pasado, el presidente Peña Nieto envió una iniciativa para legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo en todo el país, sin embargo su propio partido le dio la espalda y votó en contra. Además, para las elecciones del Estado de México, el PRI va en alianza con el Partido Encuentro Social el cual es probablemente el partido más conservador que además, está compuesto por muchos evangélicos que se oponen rotundamente al reconocimiento de las familias diversas.

Falta exactamente 1 mes para que sean las votaciones del estado más poblado del país.

No sabemos si realmente existe un “voto rosa” que castigue a los candidatos que se oponen a nuestros derechos, pero esperemos que quien gane, esté dispuesto a apoyar los derechos humanos de nuestra comunidad, lo cual ya ha sido respaldado en diversas ocasiones por la Suprema Corte.