En Cádiz, España, se han instalado cinco nuevos “semáforos gays”, que tienen como nuevas siluetas a parejas del mismo sexo tomadas de las manos. 

En la localidad de San Fernando, Cádiz, se han colocado cinco nuevos “semáforos gay”, los cuáles, en vez de mostrar la típica silueta de un peatón esperando a cruzar la calle, o caminando, muestran a parejas del mismo sexo (tanto lesbianas como homosexuales) esperando o caminando juntas, tomadas de las manos. Esto con el fin de poder “sensibilizar a todas las personas que transita por la ciudad para que normalicen y suavicen la diversidad sexual en las parejas”, según lo ha indicado en Ayuntamiento de la localidad.

“Seguiremos trabajando por una sociedad libre de toda discriminación y exclusión basada en la orientación sexual y la identidad de género. Creemos que la visibilidad de la diversidad sexual es un instrumento imprescindible para avanzar hacia una sociedad libre de prejuicios, y estos semáforos vendrán a ayudar a este gran trabajo que tenemos por delante”.

Aseguró Ana Lorenzo, delegada municipal del Área de Inclusión y Políticas Sociales.

Los diseños que pueden ser vistos en estos cinco nuevos “semáforos gay” distribuídos a lo largo de la municipalidad de San Fernándo, en Cádiz, España

La ciudad de Viena fue la primera en poner este tipo de semáforos, en el 2015 celebrando el inicio de la nueva temporada de Eurovisión; Londres le siguió en el 2016 colocando este tipo de semáforos en honor a los Festejos del Orgullo LGBT+ en la ciudad. Cádiz se ha vuelto ahora la primera ciudad española, y la tercera en el mundo en colocar estos “semáforos gays” que buscan visibilizar y normalizar las relaciones del mismo sexo, además, se ha convertido en la primera ciudad en instalar estos semáforos de manera permantente.

La colocación de estos semáforos fue posible gracias a la moción presentada hace casi un año en el Pleno Municipal por el Grupo Municipal Socialista que buscaba poner en marcha el “I Plan contra la Homofobia, Bifobia y Transfobia“. Ha sido gracias a este plan que el Ayuntamiento ha logrado conseguir la renovación de estos semáforos de manera gratuita.

Esta nueva iniciativa ha sido criticada principalmente por grupos religiosos como lo es HazteOir, especialmente por el hecho de que dos de estos semáforos se encuentran cercanos a centros de enseñanza infantiles. Pero, aún a pesar de las críticas por parte de este tipo de grupos, la iniciativa no sólo ha recibido una buena respuesta por parte de la comunidad LGBT+ y aliados españoles, sino que incluso ha logrado exhortar a otros organismos del sector a acercarse a Renovalite Traffic, que hizo estos primeros semáforos, para instalar los propios.

Esperemos que pronto podamos ver este tipo de semáforos y señalizaciones tanto en el resto de España como en el mundo entero. Eso con la finalidad de no sólo mostrar apoyo hacia la comunidad LGBT+, sino también para mostrarle a la gente que la diversidad está y siempre ha estado, en las personas, en sus relaciones, en todo, por lo que, más que intentar cambiar o eliminar esta diversidad, deberíamos de aceptarla y amarla, tal y como debería de ser.