Jorge decidió ser Jorgina hace años en esta comunidad en Colombia, pero fue casi una sentencia de muerte.

En el pueblo de la Uriba (La Guajira) en Colombia, hace setenta años, un pequeño niño casi fue asesinado por sus padres con una escopeta para así liberarse de la vergüenza de tener un hijo afeminado. Jorge siempre lo supo,  nunca quiso ser como los otros niños en su comunidad y se convirtio en Jorgina, para poder sentirse cómodo en su propia piel.

Jorgina

Jorgina

A los treinta años tuvo que abandonar su pueblo debido a los insultos y a la persecución que vivía. Una vez que esos mismos vecinos que la habían amenazado decidieron que las palabras no eran suficientes e incendiaron su casa con ella dentro, despojándola de todas sus pertenencias.

Ahora, a los 76 años, Jorgina vive sola y aislada, pero dice que ya nadie se mete con ella. Habla de su soledad y se conmueve hasta las lágrimas afirmando que ya se acostumbró a estar sola. Les compartimos el clip para que la escuchen por ustedes mismos, y sigamos defendiendo los derechos de las personas trans, y normalizando su condición, para cada día ver menos casos como este. Jorgina es, sin duda, una valiente pionera de su país.