En el Estado de México se acaba de presentar una iniciativa de Ley para tipificar los crímenes de odio contra la comunidad LGBT+ y otras minorías en el Estado. 

Debido a los recientes ataques que ha sufrido la comunidad LGBT+, especialmente la comunidad trans, diferentes grupos pro-LGBT del Estado de México decidieron, por segunda vez, entregar una iniciativa de ley para que se tipifiquen los crímenes de odio contra la comunidad LGBT+ o cualquier otra minoría en el estado. Entre los grupos que presentaron esta iniciativa se encontraban Grupos Vulnerables, Colectivo Fuera del Clóset, Corazones Diversos, Diversidad e Inclusión del CEN PRD Toluca, así como representantes del Cabildo Pro Diversidad Sexual del Estado de México (Codisem).

En esta propuesta, que consta de diez cuartillas, se busca reconocer legalmente los crímenes de odio, así como establecer los castigos para este tipo de crímenes entre diez a sesenta años de cárcel, igual que cuando se comete un feminicidio.

“Al reconocerse [los crímenes de odio], deberán empezar campañas de prevención y divulgación. Es la segunda vez que los colectivos presentamos esta iniciativa que se quedó en la congeladora y estuvo acompañada de la iniciativa de matrimonio igualitario con 52 mil 132 firmas. Hoy queremos que los legisladores hagan lo propio”.

Dijo Patricia Mireles Sosa, presidenta del Codisem.

Patricia Mireles Sosa, presidenta del Cabildo Pro Diversidad Sexual del Estado de México

Patricia Mireles Sosa, presidenta del Cabildo Pro Diversidad Sexual del Estado de México, y una de las personas que ayudaron a crear esta nueva iniciativa de Ley para Tipificar los Crímenes de Odio en el estado

Esta nueva iniciativa de Ley no sólo está hecha para proteger a los miembros de la comunidad LGBT+, sino que también busca a apoyar a otros grupos minoritarios como los indígenas, adultos mayores, personas con discapacidad, y mujeres, entre otros. Esperemos que esta iniciativa sea aprobada esta segunda vez que se presenta, o si no, que al menos logre captar la atención de las autoridades para que se comiencen a hacer programas de sensibilización, además de legislar de una manera más adecuada los crímenes de odio que muchas veces se clasifican como “crímenes pasionales” (especialmente cuando son crímenes contra mujeres o personas transexuales), y por esta misma razón no se les da un castigo adecuado.