El cardenal Mario Poli ha roto lazos con los Scouts de Argentina luego de que hayan aceptado el matrimonio igualitario, y busca crear su propia asociación de Scouts. 

El pasado mes de noviembre del 2016 se llevó a cabo la asamblea nacional de los Scouts de Argentina. En esa asamblea se tomó la decisión de actualizar el “Proyecto Educativo“, siguiendo las actualizaciones hechas en el Código Civil de Argentina, para que en este mismo el matrimonio dejara de ser descrito como “entre un hombre y una mujer” y simplemente dijera que el matrimonio es “entre dos personas”. Ante esta resolución, el cardenal Mario Poli decidió cortar lazos con la asociación ya que la asociación se había dejado influenciar demasiado por “los principios y postulados de la ideología de género”.

“La Asociación cada vez más se mostró muy proclive a a similar proyectos educativos del Estado-educación sexual p. ej-. Si bien nosotros seguimos con ‘el programa de educación en el amor’, sin embargo [sic.] en los eventos comunes se filtró esa orientación. Esto sumado al avance de la ideología de género, que muchos dirigentes desde hace años vienen proponiendo modificaciones al proyecto educativo original (CEA 1996), llegó a su punto máximo en la última Asamblea Nacional, cuando se votó modificar la definición de familia ‘formada por varón y mujer’, por la de: ‘formadas por personas’. Para sustentar el cambio aparecieron claramente los principios y postulados de la ideología de género, hasta el mismo derecho al aborto…Hace rato que varios dirigentes insistían en actualizar el proyecto educativo con la nueva legislación vigente. Siempre que apareció la moción la rechazamos, hasta que entró por la ventana”.

Escribe el cardenal en una carta dirigida al arzobispo de Plata, Héctor Aguer.

La Asociación Boy Scout Argentinos fue fundada en 1912, siendo la Unión Scouts Católicos Argentinos (USCA) fundada en 1937 para finalmente fusionar las organizaciones en 1996, creando así la asociación Scout de Argentina. En el presente, la asociación cuenta con alrededor de 75, 000 miembros, de los cuales, aproximadamente 96% son católicos (tal y como lo calcula Poli), además de que muchos grupos tienen como punto de reunión parroquias locales. Debido a esto, en la carta a Aguer, Poli explica que “hay que ser cautos en tomar una decisión apresurada”, y que por lo tanto, “estamos armando una estrategia para desvincularnos, al mismo tiempo que imaginamos una nueva unidad cristiana agrupados en una Federación”.

Scouts de Argentina

Mario Poli, el cardenal que busca desvincularse de los Scouts de Argentina luego de que éstos hayan acepado el matrimonio igualitario

Poli también explicó que “les advertí al Consejo de la Asociación hace unos meses aquí en la Curia, que no tiren de la soga porque está a punto de romperse; ahora considero que ya se rompió y no hay vuelta atrás”, por lo que esta separación entre la iglesia y los Scouts de Argentina parece inminente, aunque aún no se sabe cuándo se dará la separación oficial.

Esperemos que tanto la iglesia como los Scouts puedan llegar a un acuerdo amistoso ya que, sin importar cuál es la postura de cada una de estas asociaciones frente al matrimonio igualitario, ni los niños y jóvenes pertenecientes a la organización, ni sus familias, deberían de escoger entre sus creencias religiosas, y la aceptación y celebración de la diversidad.