Una mujer homofóbica y cristiana quiere patentar el arcoíris para evitar que la comunidad LGBT+ continue “corrompiéndolo”.

Linda Harvey una mujer homofóbica, fundadora del grupo cristiano anti- LGBT, Mission America, en Estados Unidos ha tenido una brillante y poco realista idea acerca del arcoíris que según ella ha sido profanado por el colectivo y esta siendo utilizado para promover el “grave pecado homosexual“.

La dulce imagen del arcoíris ha sido profanada, profanada por los engañados y fraudulentos, y ahora sirve con demasiada frecuencia como una señal llamativa al grave pecado homosexual. Está claro que Dios no pretendía que el arcoíris representara la rebelión, la perversidad y la división. Entonces ¿cómo este precios símbolo se convirtió en la bandera, con pocas objeciones, para la depravación humana, la lujuria, el desafío y la herejía?”

Escribió Linda Harvey en una carta.

En su carta Harvey reconoce que su idea de patentar el arcoíris no es muy buena por lo que propone que la comunidad LGBT+ debería de cambiar su bandera por algo menos colorido. “Un arcoíris apropiado para la identidad LGBT pecadora debería de verse muy diferente, con colores como el café, malva, gris y negro. Mucho mucho negro. Deprimente, aburrida, vacía, no conduce a ninguna parte. La bandera de Satanas.

Después de leer esta carta nos queda claro que está mujer tiene muchas opiniones que demuestran su odio y su intolerancia y que nosotros como comunidad LGBT+ no tenemos que probarle nada a nadie, mucho menos a alguien como ella.