Un ex miembro del Congreso de los Estados Unidos está seguro que hay espíritus demoníacos que sirven para hacer gay a los niños, en la nueva película de Disney.

Gordon Klingenschmitt un ex miembro del Congreso de los Estados Unidos, ahora “activista” ha hecho pública su preocupación por los espíritus demoníacos que quieren convertir a los niños en homosexuales a través de la nueva película de Disney “La bella y la bestia” que ha causado mucha controversia por el exagerado “momento gay” en la película.

Gordon Klingenschmitt rezando

Klingenschmitt también asegura que Disney ha utilizado su dinero para ayudar a la “agenda gay” por décadas y comenzó o a rezar diciendo “Padre, protege América de usar dibujos animados para reclutar niños en pecado.”

“Recomiendo un boicot a la película… recomiendo a los padres cristianos que eviten que sus hijos sean reclutados por la agenda homosexual.

“Detrás de los actores humanos, la corporación Disney y sus propietarios,  están promoviendo intencionalmente el pecado a los niños. Cuando discernimos a través de la lente de la moralidad de la interacción humana con los espíritus demoníacos, el orgullo es un espíritu demoníaco. La inmoralidad sexual es demoníaca, ¿pero que hay del orgullo?. 

Espíritus demoníacos utilizan película para "crear gays"Los homosexuales con orgullo marchando en las calles... el orgullo es el pecado de la arrogancia, pensando que eres más inteligente que Dios, tu creador. Si Dios te hizo hombre y mujer, pero tu quieres estar confundido  y celebrar el pecado de ser sexualmente inmoral, hay un espíritu demoníaco detrás de eso.

Dejen de reclutar a nuestros niños en el estilo de vida pecador de la homosexualidad.

No es la primera vez que este hombre hace comentarios homofóbicos, el año pasado aseguro que parejas gay demandarían tener sexo en la iglesias, en las casas, en los restaurantes y nadie podría hacer nada al respecto. Estamos seguros que esta no será la última vez que este hombre haga comentarios de este tipo.

¿Ustedes ya vieron la película? ¿Les pareció que el momento era para tanto?

¿Qué opinas?