A inicios de este año comenzó a darse a conocer a través de las redes sociales lo que parecía ser una recién identificada identidad de género: Clovergender. 

Martin  Shkreli, el hombre que subió el precio del Daraprim (una medicina usada para tratar la toxoplasmosis, la cual afecta principalmente a pacientes con VIH/SIDA) más del 5,000 por ciento, a inicios de este año, y antes de que su cuenta de Twitter fuera suspendida luego de que haya acosado virtualmente a una escritora de Teen Vogue, exhortó a sus seguidores a “difundir la existencia de los Clovergender“. Desde ese momento, tanto en Twitter como en Facebook se comenzó a viralizar la falsa noticia de que existía una “nueva” identidad de género: los Clovergender.

Los Clovergender supuestamente son “niños atrapados en cuerpos de adultos”, y se ha creado una campaña en diferentes redes sociales para “informar a las personas sobre su existencia”, así como traer apoyo hacia esta comunidad, entre otras cosas.

“Se piensa que las personas Clovergender son cisgénero en el nacimiento. Sin embargo, su mente deja de desarrollarse cuando alcanzan una edad de 13 años. Tienden a estar atraídos románticamente o sexualmente a niños pequeños. No hay que confundir a las personas Clovergender con los pedófilos. Los pedófilos son por lo general depredadores que tienen como objetivo los niños. Las personas clovergender realmente son niños de corazón. Desafortudamente, no existe aún una cirugía para los individuos Clovergender. Generalmente, estas personas no son entendidas o escuchadas. Este género ha encontrado una gran discriminación, y los grupos de personas Clovergender tienen uno de los índices más grandes de suicidio en los Estados Unidos“.

Se puede leer en una página dedicada a esta “nueva” identidad de género.

Clovergender

“Que haya crecido no significa que sea un adulto”, una imagen creada para apoyar a la causa de los llamados “Clovergender”

Aunque muchas personas han caído víctimas de este engaño, se ha encontrado que la identidad sexual de los Clovergender fue inventada por los usuarios de la red social 4chan, que buscaban, a través del uso de un lenguaje normalmente usado para apoyar a la comunidad transgénero o alguna otra parte de la comunidad LGBT+, jugarles una broma a los “guerreros por la justicia social”. Incluso, la palabra “Clovergender” podría ser traducida a “trebolgénero”, siendo el trébol la imagen oficial de esta red sosical.

Esta “identidad de género” se ha vuelto viral en las redes sociales. Se han creado páginas dedicadas específicamente a apoyar a los clovergenders y a “contar su historia”, y, desafortunadamente, muchos usuarios han caído en esta trampa. Por esta misma razón, la comunidad LGBT+ se ha dado a la tarea de desmentir la existencia de estas personas, y a mostrarle a la gente que no todas las noticias, ni toda la información que nos llega a través de las redes sociales es verídica. Esperemos que esta “identidad de género”, que sólo sirve para burlarse de y dañar a la lucha por los derechos LGBT+ desaparezca tan rápido como apareció en las redes sociales, y ningún caso de este tipo vuelva a verse ni en la vida real, ni en el internet.