Cher hará tres shows dirigidos a la comunidad LGBT estadounidense que apoye a Hillary Clinton.

Cher es uno de los íconos gay más importantes (sino el más importante) de nuestros tiempos, y en este tiempo de elecciones en Estados Unidos se ha visto como una gran seguidora y un gran apoyo para la campaña de Hillary Clinton. Y la cantante no ha tenido miedo de mostrar su apoyo hacia Hillary, y su perpetuo odio por Donald Trump en sus redes sociales.

Cher hará tres shows dirigidos a la comunidad LGBT para recaudar fondos para la campaña de Clinton, y para crear más conciencia dentro de la comunidad LGBT estadounidense sobre lo que Clinton y su partido han hecho por la comunidad LGBT. Esta no es la primera acción pro-LGBT que es realizado por la campaña de Hillary o por el partido demócrata. Hay que recordar que el mes pasado, mientras la convención nacional republicana de este año fue nombrada como la más homofóbica de la historia por llegar a acuerdos como el de aprobar las “terapias de conversión” en todo el país, la convención nacional demócrata fue considerada la más pro-LGBT de la historia, teniendo a Mara Kesling como una de las personas que ayudó a crear la plataforma pro-LGBT del partido, y también teniendo a Sarah McBride, de la Human Rights Campaign, como la primera oradora trans en la historia de ambos partidos políticos.

Cher y Hillary Clinton

Cher, uno de los íconos gay más grandes de nuestros tiempos, estará apoyando a Clinton en su campaña presidencial

Cher no es la única celebridad, ni el único ícono gay estadounidense que está hablando en pro de Hillary Clinton a la comunidad LGBT. También Barbara Streisand hará un evento en Nueva York el 9 de septiembre dirigido a la comunidad LGBT que apoya a Hillary Clinton. Cher por su parte se estará presentando el 19, 20 y 21 de agosto en Miami, Fire Island, y Provincetown respectivamente, con los activistas LGBT Bradley Carlson y Joe Falk como parte de los co-hosts. Provincetwon será la única locación en la que Cher esté acompañada por Hillary Clinton.

Coincidentalmente, Donald Trump esta misma semana se reunirá con 700 líderes religiosos de la American Renewal Project en Orlando. Este grupo religioso se ha caracterizado por ser un grupo anti-LGBT, por lo que la comunidad LGBT de Estados Unidos ha comenzado a dudar sobre la promesa que Trump había hecho de respetarla y respetar sus derechos.