Encircle será un nuevo centro dedicado a apoyar a la comunidad LGBT+ de Utah, Estados Unidos, y estará localizado a tan solo unos metros de una iglesia que no ha sido cordial con la comunidad LGBT+. 

Provo, Utah, es una de las ciudades de mayor concentración de creyentes de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, también conocida como Iglesia Mormona. La relación de esta institución con la comunidad LGBT+ siempre ha sido una relación problemática. Incluso, en noviembre de 2015, los dirigentes de esta Iglesia lanzaron un comunicado calificando a las parejas del mismo sexo apóstatas (que reniega de su fe) y asegurando que estas parejas podrían ser expulsadas en cualquier momento. En ese mismo comunicado, se prohibía a los hijos de los matrimonios del mismo sexo ser bautizados, confirmados, participar en cualquier servicio o misión hasta que cumpliera los 18 años, y rechazar la unión de sus padres.

Esto tuvo una respuesta negativa por parte de la comunidad mormona, cuyos miembros comenzaron a desligarse de la iglesia en apoyo a la comunidad LGBT+. Desde entonces, los dirigentes de esta institución han trabajado poco a poco para volverse un lugar más diverso, incluso firmaron el “Compromiso de Utah“, hecho para proteger a la comunidad LGBT+ de discriminación, aunque también protege a aquellas personas que niegan servicios, entre otras cosas, a esta comunidad alegando que el “apoyo” la comunidad sexodiversa va en contra de sus creencias religiosas. Ahora esta Iglesia tendrá la oportunidad de trabajar más de cerca con nuestra comunidad, ya que Encircle, un nuevo centro dedicado a apoyar a la comunidad LGBT+ de Utah, abrirá sus puertas el 10 de febrero del 2017, y estará localizado a unos metros del Templo de la ciudad de Provo.

“Hay una necesidad, ¿sabes? Actualmente no hay ningún lugar a donde estos niños [LGBT+] puedan acudir y que les ofrezca un ambiente sin prejuicios donde ellos se puedan sentir amados y apoyados por la comunidad. Y eso es justamente lo que estamos tratando de dar. Siento que Provo está lista para esto. Necesitamos seguir avanzando. Necesitamos comenzar a tener estas conversaciones. Si no lo hacemos, nada va a cambiar”

dijo Stephenie Larsen, la directora ejecutiva del centro.

Éste será el lugar donde Encircle abrirá sus puertas el próximo 10 de febrero del 2017

Éste será el lugar donde Encircle abrirá sus puertas el próximo 10 de febrero del 2017

Larsen asegura que, una vez abierto el centro, se buscarán principalmente que las familias sean más abiertas ante sus hijos LGBT+; para que de esta manera estas familias lleven su nueva apertura y aceptación hacia sus vecindarios y hacia sus comunidades religiosas. Entre las actividades que se ofrecerán en este centro estarán: asesoramientos para individuos y para familias, una serie de oradores, ayuda con las tareas, clases de arte, y más.

A pesar de que la misma Larsen no se identifica como LGBT+, ella estuvo trabajando con su tío, quien es abiertamente gay, en la planeación de este nuevo centro. También la mayoría de los miembros de la mesa directiva son parte de nuestra comunidad. Además, el tesorero Tom Christofferson es hermano de uno de los miembros del Quórum de los Doce Apóstoles, el segundo cuerpo gobernante de la Iglesia mormona, por lo que se espera que el acercamiento entre la comunidad LGBT+ y la Iglesia mormona en Utah pueda ser un acercamiento rápido y positivo para ambos.

Aunque Larsen asegura que Encircle no instruirá a las personas en cómo actuar frente a las políticas de la Iglesia, ni se le pedirá a la Iglesia que cambie su punto de vista, sí espera que se pueda crear un diálogo y que, a partir de éste, la comunidad mormona pueda evolucionar para convertirse en una comunidad más inclusiva, amorosa, y tolerante con todos y cada uno de sus miembros.