Taiwán no sólo fue la sede del Día del Orgullo más grande en Asia, sino que también podrían ser el primer país del continente en aprobar el matrimonio homosexual.

El más grande Día del Orgullo en Asia se realizó en Taipei, capital de Taiwán, y a la celebración asistieron aproximadamente 82, 000 personas de diferentes nacionalidades. La mayoría de las personas extranjeras que asistieron a esta marcha venían de países donde los derechos de la comunidad LGBT+ no están protegidos jurídicamente. Incluso fueron personas de países donde la homosexualidad es un delito.

Durante esta Marcha del Orgullo el tema principal fue la legalización del matrimonio homosexual, algo que es ya casi una realidad para Taiwán. De hecho, el pasado lunes 24 de octubre, a menos de una semana de esta celebración del Orgullo LGBT+, el Partido Democrático Progresista (PDP) junto con el Partido Nuevo Poder (NPP) presentaron diferentes propuestas para modificar el artículo 972 del Código Civil. Si se aprueba la modificación los términos “hombre y mujer” serán sustituídos por “las dos partes”, legalizando así tanto el matrimonio como la adopción homosexuales en el país.

Algunos de los asistentes a la pasada Marcha del Orgullo en Taipéi, Taiwán

Algunos de los asistentes al Día del Orgullo más grande en Asia. Realizado en Taipei, capital de la isla de Taiwán

Esta no es la primera vez que en Taiwán se busca aprobar el matrimonio igualitario. Desafortunadamente, los primeros intentos por hacer esto fueron detenidos por partidos conservadores como el Kuomintang (KMT), que presentaba una mayoría en el parlamento hasta el pasado mes de mayo cuando el PDP, y la presidenta Tsai Ing-wen asumieron el poder en el parlamento. Así, el país comenzó a ser gobernado por personas dispuestas a luchar por los derechos LGBT+.

“Cuando se inició esta marcha por la igualdad de género hace catorce años, ser homosexual aún era tabú en Taiwán, ni mucho menos hablar o pensar sobre la legalización de la unión entre ellos o ellas. Pero hoy estamos empujando para que el matrimonio entre personas de todos los sexos sea una realidad legal.”

Aseguró Cristian C.T. Lin, del Departamento de Asuntos Internacionales del PDP, en una entrevista.

Aunque Taiwán todavía tiene que esperar al siguiente año para que esta ley pueda ser aprobada (o no), las personas se muestran optimistas ya que tanto la presidenta como más de la mitad de los legisladores del Yuan Legislativo están a favor de la medida. El siguiente año, con más probabilidades a favor que en contra, Taiwán podría convertirse en el primer país asiático en aprobar el matrimonio igualitario. Esperamos que si esta medida se aprueba sirva de inspiración, y exhorte a los otros países asiáticos a unirse a la lucha en pro de los derechos LGBT+.