La CEDH ha emitido una recomendación al gobierno estatal de Baja California luego de que le haya negado a una pareja lesbomaternal el registrar a su hija bajo el nombre de ambas. 

Publicidad

Karina y Verónica son los nombres de la pareja que, en el 2015 comenzaron con un proceso de fertilización asistida que tuvo éxito el 4 de agosto del 2015. El 28 de febrero del 2016 la pareja decidió contraer matrimonio en Cuauhtémoc, Colima, unos meses antes de que su hija naciera el 25 de abril del mismo año en el Hospital General Regional 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de Tijuana, Baja California. Fue cuando Karina y Verónica intentaron registrar a su hija con el nombre de ambas madres en el acta de nacimiento que comenzaron a tener problemas con las autoridades de la Oficialía del Registro Civil de Tijuana.

El 12 de mayo del 2016 se emitió la declaración de nacimiento de la hija de esta pareja lesbomaternal, y se les informó que en un plazo de quince días podrían ir a recoger el acta de nacimiento, la cual debería de contener tanto el nombre oficial de la niña como los nombres de las dos mujeres como madres de ésta, a la Oficialía del Registro Civil de Tijuana. Cuando la pareja fue a recoger, luego de que los 15 días de espera han transcurrido, el acta de nacimiento de su hija, se les informó que, ya que éste era el primer caso de registro de una niña con dos madres en el municipio, deberían de esperar 10 días más ya que la Oficialía no contaba con el formato especial, el cual sería enviado de Mexicali, para que se pudiera registrar a la niña correctamente.

CEDH
Secretario General de Gobierno del Estado de Baja California, Francisco Rueda

En junio del mismo año, se pidió a la pareja que tramitaran la legalización de su acta de matrimonio, o que una de las madres registrara a la niña como madre soltera, negándoles el derecho de registrar a la niña como hija de ambas. El primero de agosto la pareja decidió presentar una queja ante la Sindicatura Social del XXI Ayuntamiento de Tijuana, queja que también fue presentada ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) de Baja California.

La investigación de este caso llevada a cabo por parte de la CEDH dio como resultado la recomendación 1/2017, la primera dada este año. En ésta se dicta que, al negar el registro de la hija de esta familia lesbomaternal, se violaron los derechos a la seguridad jurídica, legalidad, igualdad y al trato digno de la pareja. Más importante, se le había negado el derecho a la identidad, y por consecuencia, el derecho al nombre y a la nacionalidad a la menor afectada. Por estas razones, se le solicitó en esta primera recomendación del año al Secretario General de Gobierno del Estado, Francisco Rueda, seguir 12 puntos que incluyen el brindar apoyo psicológico a las víctimas; realizar el registro de la niña con ambas mujeres como madres de ésta; y que los servidores públicos que fallaron en respetar los derechos de esta familia diversa hagan una disculpa pública a las afectadas, entre otras cosas.

Esperamos que esta primera recomendación del año de la CEDH sirva para que los derechos de esta familia diversa puedan ser validados. Y, de la misma manera, esperamos que la recomendación sirva para que casos como este no se repitan ni en el estado de Baja California, ni en ningún otro estado de la República Mexicana.

Y tú ¿qué opinas?