El pasado viernes 9 de septiembre, Mercedes Fernández, líder del Movimiento Igualitario Chihuahuense anunció el inicio del proyecto “La Diversidad tiene otro rostro”, el cual está hecho para apoyar a la comunidad migrante LGBT+. 

Este nuevo proyecto fue anunciado en las instalaciones del Congreso del Estado de Chihuahua, y ha logrado ser una realidad gracias al Movimiento Igualitario Chihuahuense, Por un Chihuahua Libre y sin Temor, y al centro de intervención a personas en crisis: Alma Calma. Asimismo, este proyecto fue posible por la apertura y disposición mostrada por parte del padre Javier Calvillo, quien está a cargo de La Casa del Migrante en Ciudad Juárez, donde este proyecto cobrará vida.

Este nuevo proyecto busca proteger a los migrantes pertenecientes de la comunidad LGBT+ (la cual, por lo general, tiene que huir de sus países o zonas de origen debido a los ataques homofóbicos que sufren) de cualquier ataque, acoso, violación y explotación sexual o laboral que puedan sufrir. Además, también se apoyará a las personas trans que hayan tenido que dejar su tratamiento hormonal. De la misma manera, se proveerán los medicamentos necesarios a aquellos migrantes que tengan VIH/SIDA.

Mercedes Fernández, líder del Movimiento Igualitario de Chihuahua

Mercedes Fernández, líder del Movimiento Igualitario de Chihuahua

Fernández explicó que, para comenzar con este nuevo proyecto se hará un diagnóstico de la población de migrantes LGBT+ existente en la Casa del Migrante en Ciudad Juárez. También se comenzarán campañas para prevenir la transmisión de ITSs, y se repartirán condones, gel y otros materiales para que todos los migrantes, no sólo los de la comunidad LGBT+, puedan tener relaciones sexuales protegidas. Todos los migrantes, nacionales e internacionales, que vienen en la llamada “bestia” o por medios alternos, podrán disfrutar de estos nuevos apoyos que se ofrecerán en La Casa del Migrante.

Fernández terminó su informe asegurando que es de vital importancia que todas las asociaciones que trabajen con migrantes se ganen “su confianza y respeto”. Afirmó que en su caso, es hacerle saber a todos y cada uno de los migrantes que van a llegar seguros a La Casa del Migrante en Ciudad Juárez, y que ahí permanecerán seguros, sin importar su edad, raza, sexo, orientación sexual o identidad de género.

¿Qué opinas?