Al parecer nadie se salva de los peligros de quedar como “Homofóbico”.  Y decimos “De quedar” porque se nos hace difícil pensar que Ana de la Reguera, la guapa actriz mexicana protagonista de la próxima película de Las Aparicio, sea una de esas personas. Lamentablemente hace 2 días todo se le fue de las manos al publicar una foto de su maquillador con el siguiente quote: “Hasta durmiendo se le nota lo p… jajaja” (Ver su instagram aquí

Captura de pantalla 2014-05-08 a la(s) 20.30.49
La “controversial” foto, su quote y algunos comentarios de sus fans.

 Antes de comenzar a juzgar como locos, nos parece interesante hacernos unas cuantas preguntas:

  1. Si una buena amiga nuestra hace una foto similar y nos llama putos ¿Nos ofenderíamos?
  2. ¿Nos ofende porque es una personalidad famosa?
  3. ¿Queremos ofendernos porque esa personalidad es famosa y nos encanta verlas metidas en problemas?
  4. ¿Nos gusta el drama?
  5. ¿Algunas veces exageran los activistas LGBT?
  6. ¿Debería Ana cuidar sus comentarios y bromas porque no sabe quién puede ofenderse?
  7. ¿Alguien le comentó al maquillador si se ofendió?

La verdad el tema es complicado, pero seguro que muchos no lo ven como gran cosa. Mientras tanto, Janet Quezada, la estratega de medios online de la agencia GLAAD si dejó clara su posición:

“Es realmente triste pensar que alguien puede ver como algo gracioso el usar un término discriminatorio cómo este de una manera tan natural. Demuestra una completa falta de entendimiento sobre cuan a menudo la comunidad LGBT recibe insultos y términos “Anti-gays” – Muchas veces durante todas sus vidas, desde su infancia, adolescencia y adultez. Si eso es a lo que ella se refirió, Ana de la Reguera necesita no solo disculparse si no hacer algo significativo que ayude a las personas a entender lo hirientes que pueden ser palabras como esa”.

¿Vale la pena castigarla o esto puede ser un aprendizaje?

Muchas veces hemos escuchado esa teoría de “Si lo decimos entre nosotros no está mal” a la hora de usar esas palabras que muchos #Homosensuales tenemos entre las favoritas para calificarnos ¿Un ejemplo? Jota, loca, marica, maricón, tortillera, puto, mayate y pare de contar.  Es más, que tire la primera piedra quien no le haya dicho así a un amigo. Y si algo no somos es tontos, sabemos cuando alguien hace uso de una palabra como esta para hacernos sentir mal, a manera discriminatoria u ofensiva. Pero si lo pensamos desde un punto de vista y un contexto más universal, quizás no necesitamos que gente famosa demuestre que se le puede decir “P…” a otro #Homosensual a manera de burla cuando le de la gana.

¿Ustedes qué opinan queridos #Homosensuales?

Y tú ¿qué opinas?